Manifestantes pro-Brexit en el centro de Londres el 14 de diciembre de 2018 Fuente: AFP

Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Obtener link Guardar 16 de enero de 2019 • 11:32

Pese a la contundente derrota de la primera ministra británica Theresa May ayer en la votación para aprobar el texto de salida de la Unión Europea (UE) -432 votos en contra y 202 a favor-, crece el riesgo de un Brexit sin acuerdo. Más allá de que hoy resulta incierto el respaldo de los británicos, sobre todo en la instalación de una frontera "dura" entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, el Brexit no es el único movimiento que quiere divorciarse del bloque comunitario; existen otras plataformas políticas que han comenzado a levantar sus voces para impulsar la salida de sus propios países.

La ultraderecha alemana quiere el 'Dexit'

El año nuevo empezó victorioso para Alternativa para Alemania (AfD), el partido de ultraderecha alemán, que se convirtió en la principal fuerza opositora en el Bundestag de la gran coalición de conservadores y socialdemócratas que lidera la canciller Ángela Merkel. Una de las primeras exigencias de esta formación de extrema derecha en 2019 fue su apuesta por la salida de Alemania de la Unión Europea.

Para preparar la campaña de las elecciones europeas de mayo, el partido celebró en la localidad sajona de Riesa un congreso de cuatro días con 400 delegados, que empezó el viernes y concluyó ayer. Allí abrió un nuevo frente en la línea de otras formaciones populistas del continente: la opción de que Alemania abandone la Unión Europea "como último recurso" si no se producen las reformas exigidas por la ultraderecha.

'Dexit', así se llamaría el proceso de salida de Alemania de la Unión Europea, que fue analizado en detalle por los delegados del AfD, aunque los líderes de la formación dijeron que prefieren avanzar con cierta cautela.

El vicepresidente del partido, Alexander Gauland, advirtió que, en el contexto de la caótica salida del Reino Unido del bloque comunitario, lanzarse sin planes precisos a un proceso similar, no es conveniente para los intereses de Alemania.

Afuera del Congreso de AfD, cientos de personas protestaron contra la incursión de esta formación extremista y xenófoba en la política alemana, y advirtieron del peligro que supone el avance de las formaciones de extrema derecha en Europa y otras partes del mundo.

Los chalecos amarillos piden por el 'Frexit'

En los últimos dos meses, el presidente francés, Emmanuel Macron , tuvo que enfrentar la peor crisis política y social de su Gobierno. El movimiento de los 'chalecos amarillos', que inició oponiéndose a la subida del impuesto al combustible, extendió sus inconformidades y se convirtió en una gran movilización contra el mandato de Macron.

Una franja de los chalecos amarillos tienen la intención de presentar reivindicaciones claras, entre las cuales sobresalen la creación de una refrendación de iniciativa popular -RIC- para opinar sobre decisiones importantes del país, como por ejemplo, la salida de la Unión Europea -'Frexit', en referencia al movimiento británico.

A las manifestaciones en París y otras ciudades de Francia se sumaron miles de personas, mientras la imagen del Presidente se desplomó y lo puso contra la pared apenas un año y medio después de iniciar su Gobierno.

Manifestación contra el Gobierno de Macron, de los "chalecos amarillos" (gilets jaunes) en Toulouse, al sur de Francia, el 29 de diciembre de 2018.
Manifestación contra el Gobierno de Macron, de los "chalecos amarillos" (gilets jaunes) en Toulouse, al sur de Francia, el 29 de diciembre de 2018. Fuente: AFP

Marine Le Pen , presidenta del Frente Nacional, el partido francés de extrema derecha, y Jean-Luc Melenchon, del LFI, la única fuerza de izquierda con cierto peso en el panorama político francés, fueron a las elecciones presidenciales de 2017 con promesas de campaña que abogaban por el 'Frexit'. Además, Le Pen eligió como otros temas de batalla el proteccionismo económico y la lucha contra la inmigración.

Sin Embargo, los dos candidatos abandonaron la idea de una salida de Francia de la UE. Marine Le Pen, que acaba de lanzar su campaña bajo el lema "Ya llegamos", sabe que su vieja propuesta provocó el pánico de muchos franceses. Por eso, la nueva tarea es permanecer en la UE para cambiarla desde adentro.

Italia, cada vez más euroescéptica

Un sondeo de Eurobarómetro difundido en octubre, concluyó que si en Italia hubiera un referéndum similar al del Brexit, solo el 44% de los italianos votaría por quedarse en la UE. El sondeo también indicó que, a diferencia del pasado, los italianos son los menos convencidos de que su país se haya beneficiado con la pertenencia al bloque.

Por su parte, el partido de derecha, la Liga, y el Movimiento 5 Estrellas mantienen una agenda euroescéptica y una dura crítica del euro, así como de las políticas económicas de Bruselas. Sin embargo, el primer ministro del país, Giuseppe Conte, ha insistido en que "no hay ninguna posibilidad de un 'Italexit', según el periódico 'Il Fatto Quotidiano'.

En una entrevista publicada por The Sunday Times en julio de 2018, el ministro del Interior de Italia y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, aconsejó a la primera ministra británica, Theresa May , "no retroceder" en las negociaciones del Brexit con Bruselas.

Dinamarca y Suecia: la derecha escandinava apuesta por un referéndum sobre la UE

La derecha escandinava -en Suecia y Dinamarca – insistieron a lo largo de 2018 en su defensa de una consulta en sus países sobre la permanencia en la Unión Europea.

"La Unión Europea no es el camino para una mayor cooperación en Europa. Es una unión política supraestatal donde los políticos de países a los que no podemos ni votar ni revocar tienen mayor influencia sobre la legislación sueca de la que yo, diputado en el Parlamento sueco, tengo", lamentó el líder del partido Demócratas de Suecia (SD), Jimmie Åkesson, en una entrevista a la emisora pública Radio de Suecia en agosto de 2018.

Åkesson y su partido defienden un 'Swexit', y ya el día después de que los británicos votaran a favor de dejar la UE en junio de 2016, reclamaron una consulta similar en el país nórdico.

Como el SD, el Partido Popular Danés reclama desde hace dos años una salida danesa de la UE, una reivindicación que su líder, Kristian Thulesen Dahl, ha reiterado el año pasado.

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: El Mundo

| Brexit SEGUIR Italia Alemania Dinamarca Unión Europea Marine Le Pen Suecia Theresa May Emmanuel Macron