El exgobernador fue elegido por 12ª vez como presidente de la Legislatura provincial Crédito: Cámara de Diputados Misiones

Martín Boerr SEGUIR Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Obtener link Guardar 12 de diciembre de 2018 • 11:12

POSADAS.- Aunque no pudo cumplir con el sueño de la reelección ilimitada como gobernador, Carlos Rovira encontró la manera de eternizarse en el poder de Misiones : fue reelecto como presidente de Legislatura de la provincia. Así, una vez que termine el mandato que renovó por 12° vez consecutiva, cumplirá 20 años en la cima de poder provincial.

Misiones concentrará hoy parte de la atención política. Mauricio Macri visitará Puerto Iguazú para participar de la inauguración de un complejo hotelero.

Rovira asumió como gobernador en 1999 con el apoyo de Ramón Puerta , de quien se distanció a partir de su segundo mandato. Cumplió dos períodos hasta 2007. Intentó reformar la constitución provincial para introducir la reelección ilimitada en un recordado plebiscito donde tuvo por principal rival al fallecido obispo de Puerto Iguazú, Joaquín Piña.

Pero tras esa derrota estrepitosa, que para muchos motivó la negativa del propio Néstor Kirchner a presentarse por un nuevo mandato en la Casa Rosada, Rovira no solo no perdió poder, sino que lo consolidó de una manera pocas veces vista para una figura de la política provincial que deja el cargo ejecutivo.

Proveniente del justicialismo, este ingeniero químico se distanció de Puerta hacia 2006 y formó el Frente Renovador de la Concordia, un partido provincial que desde entonces tiene mayoría en la Legislatura y maneja casi la totalidad de los 76 municipios de Misiones.

Rovira fue reelecto el lunes pasado como presidente de la Legislatura con 33 votos a favor, contra 7 que apoyaron a la radical Ana Minder (5 de UCR y 2 de Cambiemos ). Incluso varios representantes de Cambiemos votaron a Rovira junto al Pays, un partido agrario combativo en el discurso, pero aliado de la Renovación en el Parlamento provincial.

Durante la sesión en la que se aseguró dos décadas ininterrumpidas como máxima autoridad política de la provincia, Rovira defendió su situación: "No hay que temer a la permanencia cuando viene por el dictado del pueblo", dijo.

Algunos dicen que en Misiones no existe la oposición. Nadie revisa a fondo las cuentas de la provincia, denuncia hechos de corrupción, ni se constituye como una alternativa real para la alternancia. Los medios de comunicación importantes en general apoyan a Rovira.

"No está bien ni es bueno para mejorar la vida de la provincia, uno de los principios básicos de una república es la alternancia en los cargos", dijo a LA NACION, Pedro Puerta, quien trabaja en la industria yerbatera y el año pasado se lanzó a la política disputando un cargo a diputado provincial.

"Que la misma persona durante 12 años presida un cuerpo colegiado que debe ser de representación plural implica un culto a los personalismos, el sistema político argentino es de partidos, no de jefes ni caudillajes, esto atenta contra los principios republicanos", señaló Gustavo González, diputado provincial por la UCR, quien fue uno de los que votó en contra de un nuevo mandato de Rovira.

Desde la presidencia de la Legislatura, Rovira bendijo las candidaturas de los gobernadores Maurice Closs (2007-2015) y del actual mandatario, Hugo Passalacqua, quienes se concentraron en la gestión y en ningún momento le disputaron el poder.

Aliado de Cambiemos en el Congreso

En el Congreso nacional, los diputados y senadores de la Renovación apoyan todas las leyes importantes que Cambiemos impulsa, incluyendo el pago a los fondos buitre, la reforma previsional y el Pacto Fiscal. Esas iniciativas fueron ampliamente resistidas en la provincia, aunque nadie salió a criticar al frente por por apoyar esas normas.

Por: Martín Boerr ¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: Política

| Misiones SEGUIR Mauricio Macri UCR Néstor Kirchner Ramón Puerta Cambiemos