Más de 600 policías y gendarmes están movilizados para encontrar a este hombre Fuente: Reuters

Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Obtener link Guardar 12 de diciembre de 2018 • 10:34

ESTRASBURGO (AFP).- Chérif C. 29 años, radicalizado y con antecedentes penales. Ojos marrones, pelo oscuro, cejas gruesas y barba corta. Estos son los datos confirmados que el gobierno de Francia tiene sobre el autor del tiroteo que dejó tres muertos y 13 heridos ayer en en el mercado navideño de Estrasburgo. Asimismo, las autoridades aseguraron que gritó "Allahu Akbar" ("Alá es el más grande") mientras disparaba.

El fiscal antiterrorista francés Remy Heitz, en rueda de prensa, señaló por otra parte que cuatro personas "cercanas" al sospechoso fueron detenidas durante la noche para ser interrogadas en la ciudad del este de la capital.

En estos momentos, más de 600 policías y gendarmes están movilizados para encontrar a este hombre que "sembró el terror", según las palabras del ministro del Interior, Christophe Castaner, al abrir fuego contra la multitud hacia anoche en pleno centro.

Si bien cuando llegaron los oficiales, arrancó un tiroteo y el sospechoso resultó herido, los policías aun no pudieron capturarlo.

Nacido en Estrasburgo en 1989, Chérif estaba fichado por radicalización ante los servicios antiterroristas franceses (tenía una "ficha S"), luego de su detención entre 2013 y 2015 durante el cual llamó la atención a los servicios de inteligencia por su comportamiento violento, su radicalización en la práctica religiosa y su proselitismo.

Más de 600 policías y gendarmes están movilizados para encontrar a este hombre
Más de 600 policías y gendarmes están movilizados para encontrar a este hombre Fuente: Reuters

Tras su liberación, lo siguieron de "forma bastante seria", explicó el secretario de Estado de Interior, Laurent Niñez, durante una entrevista esta mañana. Pero, y pese a que tenía antecedentes "bastante importantes" (como una veintena de penas por delitos comunes en Francia y Alemania), "nunca había estado implicado en delitos relacionados con el terrorismo", añadió Nuñez, quien desmintió que hubiera intentado viajar a Siria.

Durante su paso por la prisión, el supuesto atacante "incitaba a una práctica religiosa radical, pero nada indicaba que pudiera pasar al acto en su vida corriente", afirmó el secretario de estado. Asimismo, la ministra de Justicia francesa, Nicole Belloubet, precisó que "cumplió dos penas de prisión de dos años cada una". "Salió (de prisión) hace tres años, tras su última condena", añadió.

Según las autoridades alemanas, el sospechoso también fue condenado en Alemania a "2 años y 3 meses de prisión en 2016 por robo". Estuvo durante poco más de un año en una prisión antes de ser expulsado a Francia.

Antes del ataque del martes, el fugitivo era buscado por otro caso, un robo a mano armada presuntamente cometido con "su banda de delincuentes" en agosto que terminó mal, con un intento de homicidio, según una fuente cercana de la investigación.

Una granada y una pistola

Agentes de los servicios de inteligencia franceses fueron a buscarlo hoy a su departamento pero no lo encontraron. Allí descubrieron una granada y una pistola en su domicilio. Aunque todavía se desconoce el móvil exacto, la fiscalía consideró que había las pruebas suficientes para iniciar una investigación por "asesinatos e intento de asesinatos en relación con un proyecto terrorista".

Más de 600 policías y gendarmes están movilizados para encontrar a este hombre
Más de 600 policías y gendarmes están movilizados para encontrar a este hombre Fuente: Reuters

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: El Mundo

| Francia SEGUIR