En un pasaje de la conferencia, Gallardo buscó desdramatizar el Boca-River y no pensar en qué va a pasar "el día después" Crédito: @CARPoficial

Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Obtener link Guardar 2 de noviembre de 2018 • 12:19

Sigue la cuenta regresiva de la primer final de la Copa Libertadores entre Boca y River , el sábado 10 de este mes. Y a la espera de una sanción de Conmebol por haber transgredido la prohibición de tomar contacto con los jugadores en el desquite ante Gremio, Marcelo Gallardo habló en una conferencia de prensa y reconoció que "las emociones le jugaron en contra".

"Claramente, 48 horas después del partido, uno se toma el tiempo con más tranquilidad para reflexionar lo que se hizo y el acontecimiento de un pase histórico a la final en Brasil. Quería aclarar que por lo que dije después del partido, en el que hice mención a la situación de haber ingresado al vestuario, transgredí una norma reglamentaria y me arrepiento de eso".

Y agregó: "Tuvo mucho más que ver con lo emocional. Muchos hicieron creer que tuve una postura desafiante para Conmebol y nada que ver. Siempre estuve convencido de que era un fallo desagradable para los entrenadores; no es un acto de disciplina ni mucho menos, pero me parecía que era injusto. Las emociones de actuar impulsivamente me jugaron en contra. Cuando uno actúa con el corazón, uno a veces se equivoca".

Con respecto al eventual castigo, el DT de River apuntó: "Tengo tranquilidad respecto a la sanción, me parece que no hay elementos para invalidar una situación que claramente hemos logrado en la cancha. Es una opinión personal, nada más que eso. Pero el equipo está listo para que yo no esté en el banco".

El Muñeco dijo que su ingreso al vestuario del Arena Do Gremio no fue algo premeditado: "No tenía decidido bajar, fue algo impulsivo, algo sanguíneo, algo que a veces nos sucede, hay que vivir esos momentos para entender qué se siente. Fui sanguíneo, asumí mi responsabilidad, que trasgredí la norma, pero no fui desafiante para nada".

Ahora, la Conmebol decide

A las 19 de este viernes, la Conmebol dará a conocer el fallo sobre el caso Gallardo por su violación al reglamento durante el desquite por las semifinales de la Copa Libertadores, frente a Gremio. Derivado de esta situación, la máxima entidad sudamericana también deberá ratificar, en otro fallo, si finalmente será River el rival de Boca en las finales del 10 y el 24 de noviembre, o si en cambio se le dará el partido ganado al conjunto de Porto Alegre por 3 a 0.

Se han barajado muchas especulaciones entre ayer y hoy, y la que adquiere mayor sustento es que habrá una fuerte sanción para Gallardo, que por bajar al vestuario en el entretiempo con Gremio para arengar a sus dirigidos se convirtió en doble reincidente. "Me tomé el atrevimiento de bajar a hablar porque creía que lo necesitaban los jugadores y yo también", declaró el Muñeco tras el encuentro, reconociendo la falta y exponiéndose a un fallo demoledor en su contra.

La resolución saldrá desde las oficinas de la Conmebol, en Asunción, y será aguardado por dirigentes de Gremio que se harán presentes en el lugar. El club de Porto Alegre movió los hilos y además ejerció una fuerte presión mediática para que su reclamo sea atendido, con el objetivo de lograr el pase a la final. River, por su parte, realizó un descargo por escrito.

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: Deportes

| Copa Libertadores SEGUIR Boca Juniors River Plate Fútbol