La pintura de la Natividad fue robada el 17 de octubre de 1969 Fuente: Archivo

Elisabetta Piqué SEGUIR Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Obtener link Guardar 12 de octubre de 2018 • 08:50

ROMA.- A casi 50 años de su clamoroso robo, ocurrido la noche del 17 de octubre de 1969 en el Oratorio de San Lorenzo, en el centro histórico de Palermo, Sicilia, el Vaticano quiere recuperar la Natividad de Caravaggio, una de las pinturas más buscadas del mundo. Realizada por el célebre artista Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610) y de un valor estimado en más de 30 millones de dólares, esta tela se encuentra entre las "top ten" de las más buscadas por el FBI. Y todo indica que detrás de su hurto se encuentran los tentáculos de la Cosa Nostra, la mafia siciliana.

A un mes de la visita del Papa a Palermo, Sicilia, para homeajear a un sacerdote antimafia -el beato Giuseppe Puglisi- y en otro aniversario del hurto de este cuadro de Caravaggio, el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral (DSDHI) organizó para el lunes próximo una conferencia para "poner la Natividad al centro del debate internacional, para que el cuadro pueda finalmente ser hallado". Se trata "de un formidable símbolo y patrimonio de la humanidad, que supera la distinción entre creyentes y no creyentes y va más allá de Palermo y de Italia", indicó hoy este "ministerio" del Vaticano, en un comunicado con el cual anunció la inédita iniciativa.

En un encuentro titulado "Caravaggio antimafia" que tendrá lugar en el Palazzo della Cancelleria, la presidenta de la Comisión parlamentaria antimafia italiana, Rosy Bindi, presentará las últimas novedades acerca del aún irresuelto robo, acompañada por el arzobispo Silvano Tomasi, del DSDHI, el histórico del arte Claudio Strinati, el filósofo Vittorio Alberti y el general Fabrizio Parrulli, comandante del Nucleo Tutela Patrimonio Cultural de los Carabinieri.

El DSDHI -creado por el Papa en 2016 luego de la fusión de cuatro consejos pontificios-, recordó que creó una "task force" internacional, llamada "Michelangelo For Justice", en el marco de sus actividades en favor de la justicia y contra la corrupción y las mafias. Y explicó que organizó este evento para "reiterar la oposición a las mafias de parte de la Iglesia, según el ejemplo del beato Puglisi" y para "respaldar las instituciones que, a nivel nacional e internacional, están comprometidas en la búsqueda del cuadro".

El evento tendrá lugar en medio del sínodo de obispos de todo el mundo dedicado a los jóvenes, por lo que participarán también 150 estudiantes de escuelas de Roma y Ostia.

Un enigma

El enigma acompaña la Natividad de Caravaggio desde sus orígenes. Una hipótesis indica que Caravaggio compuso esta obra (de cm 298 x 197), que representa también a los santos Lorenzo y Francisco de Asís, en 1608, cuando llegó a Sicilia tras haberse escapado de la cárcel en Malta, donde había sido encrerrado, acusado de haber matado dos años antes, en una pelea callejera en Roma, a Ranuccio Tommasoni.

La tela dominaba la pared sobre el altar mayor del Oratorio de la Compagnia de San Lorenzo, donde ahora se encuentra una copia. Según reveló en mayo pasado Rosy Bindi, de acuerdo a las investigaciones de la comisión parlamentaria antimafia, la obra habría sido robada por delincuentes comunes por mandato de expertos y habría terminado luego en manos de la Cosa Nostra, primero del padrino Stefano Bontade y luego de Gaetano Badalamenti.

"Badalamenti no entendió la belleza de la obra, pero sí su valor económico", dijo Bindi, que aseguró que la pintura fue vendida a un mercader suizo que, para poder a su vez hallar compradores, la habría cortado y dividido en pedazos."Esperemos encontrar algún fragmento. Nuestra investigación ha llegado hasta estos resultados, suficientes de todos modos para reabrir una investigación judicial que la fiscalía de Palermo ya está utlizando", aseguró.

Las teorías

Lo cierto es que, a lo largo de estos casi cincuenta años desde la desaparición del cuadro, hubo otras versiones. El mafioso arrepentido Giovanni Brusca llegó a decir que la Natividad de Caravaggio había sido usada por la mafia para "negociar" con el Estado italiano, ofreciéndola a cambio de la modificación de la leyes especiales antimafia puestas a punto después de los asesinatos de los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino en 1992, que endurecieron las condiciones carcelarias de los mafiosos.

En junio pasado, en otro golpe de escena, otro arrepentido, Franco Di Carlo, aseguró que la maravillosa pintura de Caravaggio nunca salió de Sicilia, al afirmar haberla visto colgada en la casa de un boss en Partanna Mondello, en las afueras de Palermo, en 1981.

Habrá que ver si, volviendo a llamar la atención sobre su desaparición, el Vaticano podrá lograr resolver el misterio.

Por: Elisabetta Piqué ¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: El Mundo