Una mujer intenta huir de los vientos de la tormenta en Shenzhen Fuente: Reuters – Crédito: Jason Lee

Después de arrasar Filipinas, donde dejó al menos 64 víctimas mortales, el fenómeno llegó a China; la excolonia británica sufrió a su paso toda clase de estragos Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Obtener link Guardar 17 de septiembre de 2018

HONG KONG.- El supertifón Mangkhut sembró ayer el caos en su paso por Hong Kong, donde hizo temblar literalmente los rascacielos, y comenzó a azotar China continental, después de haber arrasado el sábado con fuertes vientos y lluvias el norte de Filipinas, donde se contabilizaron 64 víctimas fatales.

La tormenta tropical, considerada la más violenta de este año en el mundo, comenzó a azotar la ciudad de Jiangmen, en la provincia de Guangdong, en el sur de China. En esa región murieron al menos dos personas. Las autoridades provinciales informaron que debieron evacuar además 2,4 millones de personas y ordenaron que 50.000 barcos de pesca regresaran a sus puertos, antes de la llegada de lo que la prensa china califica como "el rey de las tormentas".

Los vientos registrados por el observatorio meteorológico de Hong Kong alcanzaron hasta 180 km/h en una isla situada cerca de la costa, así como ráfagas de hasta 230 km/h en la misma ciudad.

Aunque pasó unos cientos de kilómetros al sur de la excolonia británica, el tifón causó en ella toda clase de estragos. Según las autoridades, 213 personas resultaron heridas. El tifón también rompió ventanas, derribó árboles, arrancó de cuajo andamios de bambú en edificios en construcción y produjo inundaciones en diversos barrios. En algunas zonas, el nivel del agua llegaba hasta la cintura, según informó el diario South China Morning Post.

Paso de supertifón Mangkhut deja muertos en Filipinas y Taiwán – Fuente: AFP

1:33 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

Un video publicado en internet muestra el momento en el que la esquina superior de un edificio de Hong Kong se desploma, mientras que otro edificio de varios pisos se mecía por efecto de los fortísimos vientos.

Mangkhut tocó primero tierra en China en la ciudad de Taishan, en la provincia de Guangdong, con vientos máximos sostenidos de 162 km/h. La televisora estatal CGTN reportó que las marejadas causaron inundaciones en un hotel ubicado a la orilla del mar en la ciudad de Shenzhen.

Los estantes de los supermercados quedaron vacíos en Guangzhou, la capital de la provincia, luego de que los residentes se abastecieron para poder sortear en sus casas y refugios el tifón, informó la agencia de noticias estatal china Xinhua.

Las autoridades del sur de China emitieron una alerta roja -el máximo nivel- cuando el servicio meteorológico nacional dijo que la región densamente poblada enfrentaría "una dura prueba contra los vientos y la lluvia" y exhortó a los funcionarios a prepararse para posibles desastres.

Las autoridades de Macao -hoy, como Hong Kong, parte de China-, que fueron duramente criticadas por la falta de preparación durante el tifón Hato, que sacudió la zona en agosto de 2017, decidieron cerrar por primera vez en su historia los 42 casinos por los que es famosa la isla mundialmente.

La ciudad de Yangjiang, un centenar de kilómetros al oeste de Macao, se preparaba para recibir la violencia del tifón al final del día de ayer.

Los andamios de bambú en Hong Kong fueron fácilmente destruidos por Mangkhut
Los andamios de bambú en Hong Kong fueron fácilmente destruidos por Mangkhut Fuente: AFP – Crédito: Anthony Wallace

"No pude dormir después de ver en televisión la intensidad del tifón", declaró Chan Yau Lok, de 55 años, en la ciudad de Zhanjiang, un poco más al oeste todavía. Centenares de vuelos fueron cancelados. Todos los servicios de trenes de alta velocidad y algunos servicios de trenes normales estaban suspendidos en las provincias de Guangdong y Hainan, informó a su vez la compañía China Railway Guangzhou Group Co.

El ministro de seguridad de la región, John Lee Ka-chiu, pidió a los residentes prepararse para lo peor.

"Debido a que Mangkhut traerá vientos y lluvias de extraordinaria velocidad, alcance y severidad, nuestras labores de preparación y respuesta serán mejores que en el pasado", dijo Lee.

Evacuaciones en Filipinas ante la llegada del violento tifón – Fuente: AFP

0:52 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

"Cada departamento debe tener una conciencia de la crisis, hacer una evaluación y un plan integral y prepararse para lo peor", agregó el funcionario.

En el norte de Filipinas, donde pasó el sábado último el supertifón, había cortado vías de comunicación y la electricidad en la mayor parte de la zona que quedó situada en su trayectoria, donde viven cerca de cinco millones de personas.

Las autoridades tenían dificultades ayer para evaluar los daños humanos y materiales provocados por el temporal en el archipiélago. Ayer por la tarde, la policía elevó el balance de muertos en Filipinas a 64 personas.

Los números del supertifón

2,4 millones de evacuados

Las autoridades comunistas ordenaron la evacuación masiva y obligatoria de esa cifra de ciudadanos, que fueron reubicados en la provincia de Guangdong, en el sur de China

66 muertos

El supertifón hasta ayer había causado la muerte de 66 personas, 64 en territorio filipino y 2 en China, aunque las autoridades de ambos países esperaban el aumento de las víctimas

50.000 b arcos

La guardia costera y la marina de China ordenaron que las naves desplegadas en la zona, la mayoría pequeñas embarcaciones pesqueras, regresaran a puerto en forma inmediata

Agencias AFP y AP

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: El Mundo