El presidente y el excandidato no tenían una buena relación pese a compartir partido Fuente: AP

Comentar (0) Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Obtener link Guardar 28 de agosto de 2018 • 07:56

WASHINGTON.- Tras abandonar el viernes pasado el tratamiento médico para combatir un cáncer cerebral agresivo, el senador republicano de Estados Unidos John McCain, excandidato a presidente, falleció el sábado a los 81 años. Su muerte abrió un nuevo frente de polémica con Donald Trump .

El mandatario y el senador del mismo partido no tenían una buena relación. McCain había dicho en 2016 que no votaría por él y en más de una oportunidad había mostrado su descontento respecto de las decisiones políticas del exempresario, como cuando votó en contra de la derogación parcial del Obamacare, como se conoce a la ley de asistencia sanitaria impulsada por Barack Obama , frustrando la intención de Trump de eliminarla.

Incluso, meses atrás, había criticado la reunión del líder republicano en Helsinki con su par ruso, Vladimir Putin , tras calificarla como "una de las actuaciones más vergonzosas de un presidente estadounidense".

Era tal el disgusto del senador, que había pedido que no quería a Trump en su despedida. Y Así será. Un portavoz de McCain confirmó la ausencia del presidente en los funerales de Estado previstos para el sábado en la Catedral Nacional de Washington, donde los exmandatarios George W. Bush y Barack Obama, republicano y demócrata, oficiarán de oradores.

"El presidente no asistirá al funeral. Eso es un hecho", dijo ayer el asesor Rick Davis.

Frialdad

La frialdad fue mutua. Tras enterarse de la noticia, Trump tuiteó: "Mis condolencias y mis respetos más sinceros a la familia del senador McCain. Nuestros corazones y nuestras plegarias están con ustedes". Pero no más. No hubo palabras de agradecimiento o halagos, ni referencias a su trayectoria tanto política como militar.

El presidente y el excandidato no tenían una buena relación pese a compartir partido
El presidente y el excandidato no tenían una buena relación pese a compartir partido Fuente: Reuters

De acuerdo con el diario The Washington Post, el presidente había rechazado la publicación de un comunicado de la Casa Blanca en el que se rendía homenaje al senador y se lo calificaba de "héroe" por su accionar durante la Guerra de Vietnam, donde fue tomado de prisionero.

De hecho, el mandatario (que evitó el servicio miliar en Vietnam) había declarado en 2015: "Es un héroe de guerra sólo porque fue capturado. Me gusta la gente que no se hace capturar".

Pero Trump finalmente cedió. Ayer declaró que respeta el servicio que John McCain brindó a la nación y ordenó que las banderas estadounidenses vuelvan a ser izadas a media asta en su honor (lo había indicado tras el fallecimiento pero el lunes ya se veían en lo alto de los mástiles) y hasta el domingo en todos los edificios del país.

"A pesar de nuestras diferencias en ideas y políticas, respeto la labor del senador John McCain para nuestro país y, en su honor, he firmado una proclama para enarbolar a media asta la bandera de Estados Unidos hasta el día de su entierro", dijo en un comunicado.

Además, señaló que el vicepresidente Mike Pence hablará en una ceremonia que se realizará el viernes en el Capitolio y que el secretario de Defensa, Jim Mattis; el jefe de Gabinete, John Kelly; y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, lo representarán en un servicio en memoria de McCain.

El presidente y el excandidato no tenían una buena relación pese a compartir partido
El presidente y el excandidato no tenían una buena relación pese a compartir partido Fuente: Reuters

"Apreciamos verdaderamente todo lo que el senador McCain ha hecho por nuestro país", indicó Trump después, durante una cena en honor de dirigentes evangélicos.

Las últimas palabras

Antes de morir, McCain escribió unas palabras para ser leídas ya en su ausencia y aunque en ningún momento lo nombra, varios en Washiongton entendieron que el mensaje estaba destinado al presidente.

"Debilitamos nuestra grandeza cuando confundimos nuestro patriotismo con rivalidades tribales que han generado resentimiento, odio y violencia en todo el mundo. Lo debilitamos cuando nos escondemos detrás de las paredes en lugar de derribarlas", expresó el senador.

"No se desesperen por nuestras dificultades actuales y crean siempre en la promesa y la grandeza de Estados Unidos, porque aquí no hay nada inevitable. Los estadounidenses nunca ceden. Nunca nos rendimos. Nunca nos escondemos frente a la historia. Hacemos historia", agregó.

"Morí como viví, orgulloso de ser estadounidense", fue su última frase.

El presidente y el excandidato no tenían una buena relación pese a compartir partido
El presidente y el excandidato no tenían una buena relación pese a compartir partido Crédito: DPA

Agencias AFP, AP y Reuters

temas en esta nota

El Mundo | Estados Unidos SEGUIR Barack Obama George Bush Casa Blanca Vladimir Putin Donald Trump ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver