Lali tiñó el Luna Park de verde y volvió a manifestarse a favor del aborto legal.
Foto: Gentileza Lali música / 3 música

Lali no tuvo que mediar palabras. Ni bien empezó "Tu revolución" y el escenario de su show de anoche en el Luna Park se iluminó de verde, todos sus fans -mayoría de mujeres adolescentes- empezaron a agitar sus pañuelos de la campaña por el Aborto seguro, legal y gratuito.

El pañuelazo fue un acuerdo tácito entre el público y la cantante, que viene apoyando públicamente el proyecto de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, y que no podía quedarse afuera de la primera fecha de la presentación Brava, su tercer disco.

Ayer en el Luna Park en la canción "tu revolución" todes llevaron el pañuelo verde y las luces y pantallas acompañaron. En la pantalla aparecen corazones verdes. GRANDE LALI [R][R][R] pic.twitter.com/fx9MlKavuW&- lisandroarbilla (@LisandroArbilla) 24 de agosto de 2018

El álbum, editado por Sony, es su mayor apuesta panregional e incluye colaboraciones con figuras pop internacionales, que viajaron para sumarse al show. Lali cantó "Salvaje" con el español Abraham Mateo, "Sin querer queriendo" con los venezolanos Mau y Ricky, y "Caliente", con el fenómeno drag brasileño Pabllo Vittar, que también tuvo su momento solista con "Problema Seu".

Brava y estas colaboraciones tienen a Lali abrazando al pop urbano que, si bien se impuso en las dos horas de show, es solo una parte del sonido que recorre. Entre momentos de coreografía intensa, cambió de sonido tanto como de outfit: se inclinó su pop al funk r&b en el inicio con "OMG", EDM en "Mil años luz" y "Asesina", y la balada acústica con tu sonrisa, en la que también tocó la armónica.

"¿Estoy muy chivada?", preguntó en una pausa entre temas a mitad del show, buscándose a sí misma en las pantallas. "Cantamos y bailamos mucho, que está buenísimo, pero casi no pude hablarles y agradecerles". Casi no hizo falta que lo hiciera.

Lali en la primera fecha en el Luna. Hoy a la noche vuelve a presentar en vivo su disco, Brava, en el estadio de Corrientes y Bouchard.
Foto: RollingStone/ Segismundo Trivero