"Siempre tocamos como si estuviéramos en el estadio Wembley", dice la banda.
Foto: Gsergey/Osipo

Hay algo que sucede frecuentemente en el reciente show de Gang of Youths, el quinteto de rock moderno de Australia, en el Bowery Ballroom de Nueva York. Mientras suenan los tormentosos himnos guitarreros sobre crisis espirituales, el cantante, compositor y guitarrista David Le'aupepe se golpea el pecho con el puño, ilustrando físicamente la persistente y afirmativa fuerza de sus letras y su voz. También extiende sus brazos como si tratara de conectar con todos en la multitud que agotó el show, y señala a caras específicas de la audiencia como si les estuviera hablando directamente. Le'aupepe, 26 años, parece diseñado para el estrellato rockero. Alto y con apuestos rasgos polinesios, una melena de pelo negro y un destello apasionado en sus ojos cuando sonríe. Pero todo lo que hace en el escenario es un acto de conexión. "Dave es un frontman poderoso", dice el bajista Max Dunn en el backstage antes del concierto. "Tiene esta increíble habilidad de que todos sientan que él los está mirando solo a ellos." "Todos en esta vida quieren sentir que existen", explica Le'aupepe, sentado junto a Dunn en el sofá de su camarín. "Quieren sentirse reconocidos, escuchados. Eso es para lo que estamos acá. Me han dado una plataforma", dice sobre Gang of Youths, que incluye a Jung Kim en teclados y guitarra, Joji Malani en guitarra líder y al baterista Donnie Borzestowski. "Y yo quiero hacer que la gente se sienta vista.

Fundada en Sídney hace 6 años, la banda está desembarcando en Estados Unidos tras editar dos discos exitosos en Australia: The Positions, de 2015, y Go Farther in Lightness, de 2017, que ganó cuatro premios equivalentes al Grammy en su país, incluyendo el de Disco del Año. Dunn recuerda una gira por Estados Unidos en 2014 que fue "completamente inútil". "Manejamos como por 10 horas para tocar para 17 personas, incluyendo a los que estaban en las bandas teloneras", dice. El show del Bowery, en cambio, fue parte de una seguidilla aclamada que pasó del festival SXSW a su debut en la TV americana en Late Night with Seth Meyers. "Siempre tocamos como si estuviéramos en el estadio Wembley."