Louta toca el viernes 22 y domingo 24 en Niceto Club.
Foto: Ramiro Birriel

A los 23 años, Jaime James tiene mucha confianza en lo que hace. No le sorprendió que Louta, su proyecto musical, haya tenido tanto éxito entre los jóvenes con tanta rapidez: "No es más fuerte la respuesta que la intensidad con la que yo hago lo que hago", dice. Su música es disruptiva, amalgama géneros que van desde la electrónica a la cumbia con letras que incorporan el lenguaje de todos los días, y sus recitales repletos de recursos teatrales fueron la segunda marcha para que que se instale como uno de los artistas nuevos más originales de la escena local. A un año y medio de su disco debut, Louta tiene casi listo el segundo material. Aunque todavía no tenga una fecha de lanzamiento -dice que "seguramente salga después del mundial"-, en sus shows en Niceto Club, esta noche y el domingo 24, va a adelantar nuevas canciones.

Tu surgimiento hace un año coincidió con el de Perras on the Beach, Luca Bocci y otros artistas. ¿ Te sentís parte de una generación nueva?

Me siento parte de un montón de cosas y también me siento aislado. Las dos cosas. La música de Louta tiene un lugar de referencia menos claro, que después sí se puede encontrar. Pero tenés que ir armando un poco un rompecabezas. Atahualpa Yupanqui es una referencia, pero no se manifiesta de manera concreta, o Raymond Carver es una referencia para escribir de una manera que no diga nada y sí diga al mismo tiempo. Ahora, no creo que una persona esté escuchando Louta y diga: "Ah, claro, Carver"

Tu música la componés solo con una computadora y un micrófono. ¿Eso se mantuvo para tu segundo disco?

Sí, pero arriba de la música está la logística de pasar por muchas casas y estudios. Grabar cosas, ponerlas y sacarlas. Viendo cómo grabé el primero, yo pensaba que iba a aprender de todos los errores y hacer que la grabación del segundo sea más simple. Lo que me di cuenta era que todos esos errores habían hecho que el primer disco sea como es. Entonces, tuve que hacer algo parecido; ir de una casa a otra, volver, sacar. De afuera, parecería: "Este pibe no sabe lo que quiere". No. Es todo lo contrario. Ir para todos lados sirve para entender qué pasa.

¿Cómo trabajás las letras? Por ejemplo, ¿cómo fue que surgió la frase "Alto Uach"?

Lo de las letras es un laburo muy fino y muchas veces queda también algo que surge. Lo que tiene de divertido "Alto Uach" es que es un poco en joda, un poco posta. Es raro que un chabón haga una letra que diga que él es "alto uach", en vez de hablarle a la mina. A veces hago mucho de hablar de un tercero o el que está enfrente. Muchas veces ando quejándome. Es como cuando uno habla solo: le habla a otro, a veces uno piensa cosas o hablás con un montón de gente. Creo que Louta tiene eso: se nota que son pensamientos que tiene el chabón, incluso cuando habla con otra persona.

En algunas entrevistas dijiste que lo importante no es el método, sino la idea. ¿Cómo sería eso?

Cuando surge una idea, no estoy pensando ya cómo lo voy a hacer. Me parece que el máximo desafío para un creativo es poder conectarse con lo que quiere porque, en ese momento, lo único que le resta es defender esa idea. Es importante que uno no se quede en lo logístico. Por eso, es muy importante que los jóvenes puedan soñar. Esto suena como una frase hecha, pero es fundamental que un pibe y una piba puedan tener grandes sueños y que después salgan a luchar por eso. Si la realidad va a moldear la manera en la que nosotros soñamos, somos boleta. Las circunstancias son difíciles y, a nivel humano, hay mucho sufrimiento. Entonces, es muy importante que podamos tener esta instancia: con los ojos bien abiertos, soñar qué país, qué vida, qué canción queremos.

"Yo lo digo sin ningún temor: lo único que me interesa es cambiar la sociedad. Hacer canciones lindas no me importa."COMPARTILO

Estos días son especiales por la media sanción de la despenalización del aborto, en la que los jóvenes tuvieron un rol clave.

Sí, yo estoy re contento de que se aprobó en diputados la ley del Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Me parece que es súper necesario que los jóvenes encaremos una lucha tenaz a favor del pueblo, y que hagamos surgir el sentido de justicia más profundo. Es nuestro momento de salir a jugar de titulares. Uno entra en el quilombo y puede confundirse, pero, en el corazón, uno tiene muy claro qué es lo correcto y qué es lo incorrecto. El que está metido, entiende en un segundo de qué se trata el tema. Lo mismo pasa con las personas que ven la situación de los centros culturales más under o las que laburan en el ámbito de la salud pública. Que haya jóvenes en cada ámbito que puedan ver la realidad de frente, entender lo que demandan las personas y salir a hacer una lucha concreta, no solamente lo necesita la sociedad, sino que es la razón por la cual estamos vivos. Cada uno elige en qué lugar uno quiere cumplir esa misión, pero la misión es transformar la sociedad, transformando también la vida de uno.

¿Sentís que luchás con tu música, o mejor dicho, con el proyecto Louta?

Con el proyecto sí. Todos los días pienso cuál es la mejor manera de generar una transformación a través de Louta. Yo lo digo sin ningún temor: lo único que me interesa es cambiar la sociedad. Hacer canciones lindas no me importa.

¿Qué significó estar en el homenaje a Federico Moura?

Para mí, Moura es re groso. Personalmente, me pegó mucho estar entre una escena de músicos con una trayectoria. Sentí una gran unión que seguramente la genera también la fuerza de Moura. Si yo te digo Moura, antes de pensar, lo que uno percibe es la postura de esa persona frente a la vida. Uno lo puede ver en un sólo instante. Me parece que de esa postura surgen las canciones. La cosa no es volverse loco por componer una canción que la rompa. Es mucho más profundo que eso. Es como ir pintar una hojita de dorado porque querés un árbol dorado. Lo otro es regar la tierra y entender… y después el árbol crece espectacular. La visión que uno tiene de la sociedad se manifiesta en cómo vive uno. Pero eso no te lo enseñan en el colegio. Es importante poder encontrar una visión profunda de la vida, esa es la que va, esa es la que juega, la que recontra juega. Yo creo que nosotros tenemos que crear una sociedad basada en el principio de la dignidad suprema de la vida de cada ser humano. Es más complejo en cada caso dilucidar cómo. Es complejo, pero al mismo tiempo es claro.