Joseph Blatter, dejando el hotel en Moscú Fuente: AP

Comentar (0) Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Obtener link Guardar 21 de junio de 2018 • 15:00

MOSCU (AFP).- El expresidente de la FIFA Joseph Blatter , de visita en Rusia para acudir al Mundial de fútbol, deseó que las Islas Británicas, con Inglaterra al frente, puedan lograr la sede del Mundial de 2030. "Espero que se vuelva a las islas Británicas", afirmó sobre sus preferencias para el siguiente proceso de elección de sede.

La Argentina, Uruguay y Paraguay aspiran a organizar de manera conjunta esa edición, que marcará el centenario del primer torneo, en Uruguay en 1930. Inglaterra, que albergó y ganó el Mundial en 1966, perdió precisamente en el proceso para albergar la Copa del Mundo de 2018, en beneficio de Rusia.

El Mundial de 2022 se jugará en Qatar y el de 2026 se concedió este mes a la candidatura conjunta de Estados Unidos, México y Canadá.

Blatter recordó la charla que tuvo con el presidente ruso Vladimir Putin aquel día de diciembre de 2010 en el que se decidió la sede para el Mundial que se disputa actualmente. "Putin no estaba seguro de que Rusia fuera a ganar. Nadie lo estaba. Se quedó en Kaliningrado y cuando tuvimos el resultado le llamé por teléfono. Él recuerda esa llamada. Tomó un avión y se vino a Zurich. Ahí nos convertimos en algo más que dirigentes, nos hicimos amigos", afirma el que fuera de 1998 a 2015 el hombre más poderoso del fútbol.

Blatter, de 82 años, se fue forzado a abandonar la presidencia de la FIFA en medio del mayor escándalo de corrupción de la historia de la organización. Desde febrero de 2016, Gianni Infantino ocupa la presidencia.

El caso del controvertido pago a Michel Platini cuando era presidente de la UEFA hizo que Blatter fuera suspendido de toda actividad ligada con el fútbol, pero pese a ello el exdirigente suizo había avisado en varias ocasiones de que respondería de manera positiva a la invitación del presidente Putin para visitar el Mundial de Rusia.

"Me he acreditado como un hincha. Es formidable. He visto que este Mundial está uniendo a la gente. Como presidente me metían en un coche y me llevaban de aquí para allá. He sido invitado por Rusia y ellos me han hecho el programa", contó en declaraciones a AFP.

Blatter afirmó que se siente muy querido por los aficionados y por la familia del fútbol, a pesar de que esté suspendido por la FIFA.

"Estoy suspendido por esa Comisión de Ética de la FIFA, pero cuando vengo aquí veo a todos los aficionados de los países, a los periodistas, y no me siento rechazado. Al contrario, me siento aceptado. Gianni Infantino supo que estaba invitado, fue el propio presidente (Putin) el que le dijo que me invitaría", explicó.

"Cené con Putin (el miércoles) por la noche. Hay que felicitar a Rusia por la organización del Mundial y, naturalmente, a su jefe de Estado", afirmó Blatter.

Blatter tiene previsto asistir el viernes en San Petersburgo al partido entre Brasil y Costa Rica (Grupo E), antes de volver a Suiza.

"Es la primera vez que tomo un avión (desde diciembre de 2015 y su suspensión). Me afectó mucho ese día (el 21 de diciembre de ese año, inicio de su suspensión), en el que no fui protegido por las autoridades de mi propio país", señaló.

temas en esta nota

Deportes | FIFA SEGUIR Vladimir Putin Joseph Blatter Gianni Infantino ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver