Foo Fighters sorprendió a sus fans el martes en su presentación en el Firenze Rock Festival cuando invitaron a Axl Rose, Slash y Duff McKagan para interpretar el clásico de Appetite for Destruction, "It's So Easy".

Los miembros de Guns N' Roses se subieron al escenario para tocar su ardiente canción con el acompañamiento musical de la banda de Dave Grohl, que en su set en el festival italiano, además, tocó hits como "Learn To Fly" y "My Hero", entre otros. Además, hizo un cover de "Under Pressure" de Queen.

Los miembros de las bandas ya se habían unido en ocasiones previas. El año pasado, Grohl interpretó "Paradise City" con los GNR en Tulsa, Estados Unidos. Antes de esa performance, Rose definió a su colega "un salvador". El comentario fue un agradecimiento porque el préstamo del trono de Grohl -que el líder de Foo Fighters usó en las fechas de su gira después de romperse la pierna en un concierto- cuando Rose se fracturó el pie semanas antes de arrancar el tour Not in This Lifetime.