El juego de platos de porcelana que encargó Macron habría costado unos ?500.000 Luisa Corradini SEGUIR Comentar (0) Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Obtener link Guardar 15 de junio de 2018

PARÍS.- ¿Fueron 50.000 o 500.000 euros? La consistente diferencia entre ambas cifras justifica el escándalo desatado esta semana en Francia en torno a un juego de platos de porcelana comprado por Brigitte y Emmanuel Macron para el Palacio del Elíseo y naturalmente pagado con el dinero de los contribuyentes.

El 8 del actual, el diario Journal du Dimanche informaba que la sede presidencial disponía de un nuevo servicio de porcelana, comprado por 50.000 euros. Esa cifra fue, sin embargo, corregida ayer por el semanario satírico Le Canard Enchaîné, que señaló que la vajilla en cuestión habría costado la "módica" suma de 500.000 euros.

En un país donde el salario mínimo no llega a los 1500 euros mensuales y donde una tasa de desempleo del 9% mantiene a 3.435.000 personas fuera del mercado laboral, esa cifra no solo tuvo el efecto de un sismo, sino que reforzó el argumento de que Macron "es el presidente de los ricos".

Conocido por develar los mayoría de los escándalos políticos de la Quinta República, Le Canard Enchaîné dio la información, "obtenida de fuentes allegadas a la presidencia".

Según la publicación, apenas llegaron al poder, los Macron quisieron dotar al Elíseo de una nueva vajilla, que fue encargada a la Manufactura Nacional de Sèvres, en las afueras de París, cuyas porcelanas son célebres en el mundo entero.

En total, la Manufactura Nacional fabricará unos 900 platos de presentación y 300 platos de pan. Parte del costo debería ser asumido por el Ministerio de Cultura, pero -según afirma Le Canard Enchaîné- el precio evocado originalmente sería diez veces superior. Calculadora en mano, los medios franceses llegaron a la conclusión de que cada plato costaría al contribuyente entre 400 y 500 euros.

Los 50.000 euros anunciados al Journal du Dimanche por los servicios del Elíseo habrían servido en realidad para remunerar a los 30 artistas que participaron en el concurso que definió quién realizaría el diseño del juego de porcelana.

Factura

El semanario satírico revela además que, si bien -según sus reglamentos- la Manufactura Nacional de Sèvres realiza "gratuitamente" sus porcelanas "para uso de las residencias presidenciales", el Estado está obligado de abonar la factura final mediante subvenciones que otorga a través del Ministerio de Cultura. Esas subvenciones representarían el 60% de sus recursos totales, es decir, unos seis millones de euros por año.

En pleno escándalo, la directora general de la Ciudad de la Cerámica de Sèvres y de Limoges, Romane Sarfati, afirmó que "no se puede comparar los precios al público y al Estado".

A juicio de la especialista, el verdadero precio de los platos ascendería en realidad a 200 euros por pieza. Es decir, un total de 240.000 euros.

Por otra parte, el Palacio del Elíseo no recibirá su nueva vajilla en una sola vez, ya que su producción demandará tres años.

De acuerdo con la presidencia francesa, una primera entrega está prevista para fines de este año.

Por: Luisa Corradini

temas en esta nota

El Mundo ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver