José Palazzo, productor de Cosquín Rock y de este regreso a los escenarios del excantante de Callejeros, Patricio Fontanet

Gabriela Origlia SEGUIR Comentar (0) Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Obtener link Guardar 14 de junio de 2018 • 14:25

CORDOBA.- José Palazzo no es sólo el productor de Don Osvaldo es amigo de Patricio "Pato" Fontanet , que esta noche regresa a los escenarios después de salir, hace algo más de un mes, en libertad condicional. Los cinco shows planificados originalmente se convirtieron en diez y Palazzo, en una reunión informal con la jueza Vilma Bisceglia, le explicó que Fontanet "no tiene ninguna responsabilidad en la organización; se le paga por cantar".

"Le conté en qué consistía producir un espectáculo, cómo se arma la seguridad. En varias ocasiones me preguntó sobre cuál era la responsabilidad de Fontanet y le repetí que se limitaba a subir a cantar en un determinado horario. La mayoría de las veces soy yo quien voy al camarín y les digo «vamos muchachos»", relata el productor a LA NACION.

Planteó que el encuentro fue una manera de "descomprimir" la tensión y colaborar con la jueza ofreciéndole información sobre la metodología de la producción. "Los músicos cobran su cachet y, en algunos casos (no en el de Don Osvaldo) tienen participación en las utilidades, pero no en la organización".

Subraya Palazzo que ni Don Osvaldo ni ninguna de las bandas con las que trabaja "toma decisiones de producción". "Las tomo yo. Pueden tener exigencias sobre cómo y qué quieren para arriba del escenario pero las decisiones de organización no les competen".

José Palazzo, la cara visible detrás de la producción de los shows de Don Osvaldo que comienzan esta noche, en Córdoba
José Palazzo, la cara visible detrás de la producción de los shows de Don Osvaldo que comienzan esta noche, en Córdoba Crédito: Ricardo Pristupluk

Palazzo, productor del festival Cosquín Rock, ratifica que la elección de la Plaza de la Música para el regreso se debió a que Fontanet está "más contenido en Córdoba. Y nosotros, la producción, nos sentimos más cómodos". El operativo de seguridad generado para los shows se corresponde con el que se haría en un estadio de fútbol. "En el mismo escenario, para No Te Va Gustar se vendieron 5500 entradas mientras que para Don Osvaldo son 5000, 500 entradas menos, y con tres veces más de seguridad privada y cuatro veces más de policías y cámaras tres cuadras alrededor".

Para Palazzo, el comportamiento del público será "impecable", aunque reconoce que la "situación puntal obliga a reforzar y sobredimensionar el operativo. Estoy tranquilo".

Una fuerte amistad

El vínculo entre Palazzo y Fontanet comenzó a estrecharse cuando el productor organizó el primer recital de Callejeros, después de la tragedia de Cromañón. La relación terminó de fraguar cuando en 2012 Fontanet fue internado en una clínica psiquiátrica privada de Córdoba, después de sufrir un brote al enterarse de la decisión de la Justicia de que sería detenido.

"Lo iba a visitar todos los jueves. Hablábamos mucho y empezamos a conocernos mejor -cuenta Palazzo-. En el penal de Ezeiza, cuando lo iba a ver, una de las cosas con la que le generábamos expectativas, lo que no es fácil en esa situación, era diciéndole «vas a salir, vas a tocar»".

El productor apunta que, cuando en julio del año pasado, el bajista Cristian "Dios" Torrejón quedó en libertad, la banda empezó a ensayar. "Ahí comenzamos a preparar el regreso", agrega Palazzo. Fontanet, condenado a siete años de prisión por el incendio de Cromañón, salió de la cárcel el 2 de mayo pasado.

"En esta industria hay mucha gente inescrupulosa y en las redes sociales empezaron a salir fechas falsas de presentaciones de Don Osvaldo. Hasta se vendían entradas para shows inexistentes. Para cortar con eso comunicamos las fechas oficiales", describe Palazzo.

Para Palazzo, Fontanet ya es un cordobés de ley. "Lleva muchos años radicado en esta ciudad. Acá vive su hijo. Quedó en libertad y se instaló de nuevo en Córdoba. Acá está contenido".

Ayer por la tarde, los músicos de Don Osvaldo hicieron la última prueba de sonido. "Estaban todos muy felices -agrega Palazzo-. Esta vez, particularmente, no noté un estrés como sí sucedió en otros regresos. Fontanet y Torrejón gozan de libertad condicional, que es un derecho, porque cumplieron con el fallo. Volvieron a hacer música, que es una manera de reintegrarse a la sociedad".

Por: Gabriela Origlia

temas en esta nota

Espectáculos | Patricio Fontanet SEGUIR Música Recitales Don Osvaldo ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver