Pity Martínez ante Pablo Pérez, un duelo que se repetirá en la Supercopa; son dos de los sobrevivientes de aquella noche

Juan Patricio Balbi Vignolo SEGUIR 0 13 de marzo de 2018 • 11:32

El 15 de mayo de 2015 fue un día negro para el fútbol mundial. Un hecho inaudito y bochornoso que desembocó en un papelón histórico que dejó marcado y herido al Superclásico de la Argentina. La noche del gas pimienta en la Bombonera, en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores de aquel año, fue la última vez que Boca y River se vieron las caras en una definición mano a mano. Y ha corrido mucha agua bajo el puente desde aquella cita hace casi tres años.

El Estadio Malvinas Argentinas será el escenario mendocino que acogerá mañana la segunda final de la historia entre los dos equipos más populares del país, un hecho que no ocurre desde el Campeonato Nacional 1976, con triunfo del Xeneize por 1-0 con gol de Rubén José Suñé.

Será un evento deportivo único y tendrá protagonistas que volverán a verse las caras en ambos lados: en los planteles quedan cuatro jugadores de Boca y seis de River del último enfrentamiento en 2015 que se suspendió en el entretiempo cuando el resultado estaba 0-0 por la agresión a los jugadores millonarios en el entretiempo, encabezada por el hoy reconocido Adrián "Panadero" Napolitano, y que derivó en la descalificación de Boca de la Copa.

Claro está, la diferencia más marcada está en el banco de suplentes. En el Millonario se mantiene Marcelo Gallardo, quien a lo largo de sus tres años y nueve meses como entrenador a logrado siete títulos: Copa Sudamericana 2014, Recopa Sudamericana 2015, Copa Libertadores 2015, Copa Suruga Bank 2015, Recopa Sudamericana 2016, Copa Argentina 2016 y Copa Argentina 2017. Este último trofeo levantado fue la llave para llegar al duelo de mañana. Pero, además, River perdió las dos finales de la Supercopa Argentina que disputó: 1-0 con Huracán en la edición 2014 (disputada el 25 de abril de 2015 en San Juan) y 3-0 con Lanús en la edición 2016 (disputada el 3 de febrero de 2017 en La Plata).

Gallardo y Arruabarrena, los técnicos de la última definición entre River y Boca; esta vez estará el Mellizo Barros Schelotto en el banco xeneize
Gallardo y Arruabarrena, los técnicos de la última definición entre River y Boca; esta vez estará el Mellizo Barros Schelotto en el banco xeneize Fuente: FotoBAIRES

En tanto, en el equipo de la Ribera ya no está en la conducción técnica Rodolfo Arruabarrena, quien logró el Torneo Primera División 2015 y la Copa Argentina 2015, pero fue despedido a fines de febrero de 2016 tras perder 4-0 con San Lorenzo la edición 2015 de la Supercopa y tras un irregular arranque en el Torneo Transición y la Libertadores. Su sucesor fue Guillermo Barros Schelotto, actual conductor, y bajo su mando Boca logró el Torneo Primera División 2016/17 por el que clasificó a la Supercopa y se mantiene como puntero del campeonato (hoy Superliga) hace ya 457 días.

Ahora bien, ¿quiénes podrán repetir la cita? En el Xeneize, cuatro futbolistas continúan en el plantel: Guillermo Sara, Fernando Gago, Pablo Pérez y Cristian Pavón. Tanto en la Bombonera como en el Monumental, fueron todos titulares a excepción de Sara, quien por aquel entonces era el suplente de Orion. Hoy, tanto Pérez como Pavón son fichas claves en el funcionamiento, mientras que Sara es suplente del consolidado Rossi e irá al banco.

La noche del gas pimienta, Boca formó con: Orion; Peruzzi, Burdisso, Díaz, Colazo; Meli, Gago, Pérez; Pavón, Osvaldo y Carrizo. Mientras tanto, River lo hizo con: Barovero; Mammana, Maidana, Funes Mori y Vangioni; Martínez, Sánchez, Ponzio, Kranevitter, Driussi; Mora.

Por su parte, Gago continúa recuperándose de la ruptura del ligamento cruzado anterior y lateral interno de la rodilla derecha que sufrió en octubre del año pasado y en los últimos días recibió una mala noticia: cuando ya volvía a tener contacto con la pelota, se constató el desprendimiento de adherencias de la zona dadora del injerto y su regreso a las canchas es una incógnita.

En la vereda de enfrente, aún se mantienen cuatro piezas fundamentales de la estructura del equipo multicampeón: Jonatan Maidana, Leonardo Ponzio, Ariel Rojas y Rodrigo Mora. Aquella noche el único que no fue titular fue Rojas, quien se sentó en el banco junto a Camilo Mayada, otro de los que sigue presente. El último futbolista que aún viste la camiseta millonaria es Gonzalo "Pity" Martínez. El 10 jugó desde el arranque en la Bombonera, luego de ser la carta desequilibrante en el partido de ida en el Monumental: ingresó por Driussi a falta de 18 minutos y Marín le terminó cometiendo el penal que Sánchez cambió por gol para el 1-0 que terminó definiendo la serie.

Sin un once inicial confirmado por Gallardo, se estima que Maidana, Ponzio, Martínez y Mora vuelvan a decir presentes desde el arranque, mientras que Mayada y Rojas otra vez deberán esperar desde el banco.

Desde aquel duelo copero hace tres años, fueron seis los Superclásicos que se jugaron por torneos locales, con tres triunfos xeneizes, dos empates y uno millonario. ¿La particularidad? El equipo de la Ribera no pudo ganar en la Bombonera (un empate y una caída) y el de Núñez no pudo hacerlo en el Monumental (un empate y tres caídas). Mañana, sumarán una nueva historia para contar.

Por: Juan Patricio Balbi Vignolo

temas en esta nota

Deportes | Supercopa Argentina SEGUIR Boca Juniors River Plate Guillermo Barros Schelotto Marcelo Gallardo ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver