0 12 de marzo de 2018

ROMA.- Para Roberto D'Alimonte, politólogo italiano experto en sistemas políticos, director del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Luiss, de esta capital, el Movimiento Cinco Estrellas (M5E), que arrasó como nunca en las urnas en las últimas elecciones, "no es un partido populista, sino un fenómeno nuevo, distinto y totalmente italiano, que aún no ha sido entendido en Europa y el resto del mundo".

"No existe en Europa un fenómeno como el del M5E, que es algo totalmente distinto de todo lo que hemos visto hasta ahora", aseguró, en una entrevista con la nacion. Autor de ensayos y responsable del Centro Italiano de Estudios Electorales, D'Alimonte pronosticó que, en una situación complicada como la actual, donde nadie ganó los votos suficientes como para gobernar, la solución "más realista" es un poder ejecutivo formado por el M5E y el Partido Democrático, el gran derrotado de los comicios.

-¿Cómo evalúa los resultados de las elecciones?

-En verdad se trata de resultados en línea con lo que nos habían anticipado los sondeos. Causa sorpresa sí el crecimiento de la Liga Norte, pero la verdad es que no son resultados totalmente inesperados.

-¿Triunfó el populismo?

-Yo me cuido al usar esos términos. Claro, pareciera que es así, pero una cosa es un voto populista y otro es el voto en contra del establishment.

-Es la primera vez en Europa que dos partidos de esta clase ganan con semejante peso…

-Sí, es la primera vez. Pero solo uno podría decirse que, si queremos usar ese término, es populista, la Liga Norte. El M5E es distinto, es un partido que aún no ha sido entendido en Europa y en el mundo. Es un fenómeno italiano, muy nuevo. No se puede definir simplemente como partido populista. Es ciertamente un partido antiestablishment, pero no populista.

-¿No hay manera de formar gobierno sin el M5E?

Para mí, no es ni realista ni auspiciable hacer un gobierno sin el M5E. Por otro lado, no creo tampoco que sea posible un gobierno entre el M5E y la Liga Norte porque son dos partidos muy distintos.

-¿Entonces espera un gobierno entre el M5E y el Partido Democrático (PD)?

Pienso que saldrá una solución a la italiana… No tengo la bola de cristal. Pero quizá podrá haber un acuerdo de algún tipo entre el PD y el M5E. No será fácil encontrar la solución, pero me parece la solución más realista.

-¿Quién sería el líder de este gobierno?

-En teoría debería ser Luigi Di Maio, dado que se trata del partido mayoritario, pero habrá que ver… Eso será decidido cuando los dos partidos se sienten a hablar, si es que lo hacen.

-¿Teme que pueda haber alguna reacción especulativa de los mercados ante este nuevo escenario de ingobernabilidad, con fuerzas euroescépticas y antisistema al frente?

Por ahora los mercados fueron bastante cautos. El discurso de la victoria que hizo Di Maio ha sido un discurso muy prudente, tranquilizador.

-¿Cree que este auge de partidos antiestablishment se repetirá en Europa?

En Europa ya existen en casi todos lados partidos llamados populistas. Lo que no existe es un fenómeno como el del M5E, totalmente distinto de todo lo que hemos visto hasta ahora.

-¿Cuáles son las claves para entender el M5E?

Nace como movimiento en favor de la democracia directa; tiene, por lo tanto, un componente utópico. Es además un movimiento transversal, que se sale de los esquemas tradicionales de derecha e izquierda, y tiene posiciones muy atractivas con relación a la honestidad, la corrupción, el conflicto de intereses. Es un mix muy peculiar. También ha resultado atractiva su postura en contra de la financiación pública de los partidos, los límites de los mandatos.

-¿Cree que si gobierna puede traicionar esos principios?

Deberá hacer acuerdos, pero no creo. Sus líderes saben que el éxito que han tenido se relaciona con su diversidad. Son percibidos como un partido distinto, que no es solo antiestablishment, sino sobre todo diferente a los demás.

temas en esta nota

El Mundo ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver