0 4 de marzo de 2018

DAMASCO (AFP).- Turquía dio ayer otro paso hacia la conquista de la localidad de Afrin, el bastión kurdo del norte de Siria al que el gobierno de Ankara somete a una intensa ofensiva desde el 20 de enero pasado. Por lo menos, 36 combatientes del ejército sirio, enviados a reforzar la región contra la embestida turca, murieron en bombardeos aéreos contra la localidad de Kfar Janna, cercana a Afrin (foto). Se trata del tercer bombardeo contra posiciones de las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al-Assad, en las últimas 48 horas. Ya en el primer ataque aéreo el ejército regular enviado por Damasco había sufrido 14 muertes.

temas en esta nota

El Mundo | Siria SEGUIR ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver