El presidente relató los avances militares de Moscú en su tradicional discurso del estado de la nación Fuente: AP

0 1 de marzo de 2018 • 12:51

MOSCÚ.- En su discurso anual sobre el estado de la nación ante el Parlamento, el presidente ruso, Vladimir Putin , presentó un nuevo misil balístico intercontinental capaz de alcanzar prácticamente cualquier punto de la tierra y de eludir el escudo antimisiles de Estados Unidos.

El anuncio de Putin marca un avance tecnológico que podría aumentar dramáticamente la capacidad militar rusa, impulsar la posición global del Kremlin y elevar las preocupaciones de Occidente sobre una posible carrera armamentista renovada en el siglo XXI.

Ante la elite política del país, Putin enumeró varios tipos de armas que desarrolló Rusia. Además del misil balístico intercontinental, bautizado Sarmat, Putin presentó uno hipersónico llamado Kinzhal (Puñal) y que también puede portar ojivas nucleares, otro impulsado por energía atómica y un "avanzado" drone submarino.

"Rusia todavía tiene el mayor potencial nuclear en el mundo, pero nadie nos escuchó", dijo. "Escuchen ahora", advirtió. También sostuvo que el poder militar ruso estaba para mantener la paz en el mundo. Sin embargo, advirtió, que si alguien llegara a disparar un arma nuclear contra Rusia, "enfrentaría una represalia instantánea".

Según Putin, "ninguna de estas armas se puede interceptar con los sistemas actuales". Algunas ya se encuentran en funcionamiento, indicó. La posesión de armas hipersónicas tiene muchas ventajas en la lucha armada porque podrían ser invulnerables ante los sistemas actuales porque son más rápidas, explicó Putin.

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos han caído últimamente a su peor nivel desde la Guerra Fría y ambos apoyan a bandos opuestos en las guerras de Ucrania y Siria. Moscú teme que el despliegue militar estadounidense para crear un sistema antimisiles, sobre todo con presencia en Europa del Este, constituya una amenaza directa a la seguridad nacional. Por su parte, los servicios secretos norteamericanos acusan a Rusia de haberse inmiscuido en la campaña electoral en Estados Unidos en 2016.

El presidente mostró videos del nuevo misil balístico Sarmat, que pesa más de 200 toneladas, y de otras armas avanzadas mientras era intensamente aplaudido. Dijo además que las operaciones de Rusia en Sira en apoyo al gobierno de Bashar al-Assad contra las fuerzas rebeldes "demuestran la capacidad defensiva del país".

Elecciones presidenciales

El discurso televisado se celebra en vísperas de las elecciones presidenciales del 18 de marzo, en las que se espera que Putin obtenga la reelección para un cuarto mandato. El índice de aprobación del líder ruso supera el 80% a pesar de la desaceleración económica provocada por las continuas tensiones entre su gobierno y Occidente y por la caída de los precios del petróleo.

Ante una audiencia formada por altos funcionarios y legisladores, Putin explicó que Rusia necesita un avance tecnológico para sentar las bases de un desarrollo exitoso en el futuro.

Putin hizo hincapié en la necesidad de reducir el nivel de pobreza, señalando que 20 millones de rusos viven actualmente con el equivalente a menos de 180 dólares mensuales, considerado el umbral oficial de la pobreza.

El dirigente señaló que el país debe tomar medidas para mejorar el sistema sanitario con el objetivo de aumentar la esperanza de vida, que ahora está en 73 años, a más de 80 en la próxima década.

Las autoridades rusas promoverán el desarrollo en el vasto territorio nacional, agregó Putin, que prometió doblar la inversión en nuevas carreteras y desarrollar nuevas infraestructuras de transporte y comunicaciones más modernas.

Agencias AP, DPA y Reuters

temas en esta nota

El Mundo | Vladimir Putin SEGUIR Rusia ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver