El actor encarnará a Cliff Booth, un doble de riesgo que vive justo enfrente de la casa de Sharon Tate, la esposa de Roman Polanski, que sería embarazada por los seguidores de Manson cuando cursaba el octavo mes de embarazo Fuente: AP

0 1 de marzo de 2018 • 10:17

Quentin Tarantino decidió reunir a dos nombres fuertes de Hollywood para Upon A Time In Hollywood, la película basada en los crímenes del clan Charles Manson. Primero se supo que Leonardo DiCaprio estaría dentro del elenco, en el papel de Rick Dalton, antigua estrella de western televisivos. Ahora, según medios estadounidenses, será Brad Pitt quien se sume a la producción, en la cual encarnará al doble de acción de Dalton, Cliff Booth.

Según el mismo director que ha estado trabajando en el guion durante 5 años, el film estará ambientado en Los Ángeles de 1969, en el apogeo del Hollywood hippie. Dalton y Booth serán los protagonistas que, en el camino a convertirse en famosos, se toparán con una vecina que ya había llegado a la cima: Sharon Tate. Es ahí donde está el nexo con Manson y su clan.

Tate era una actriz muy conocida en la década del 60. A los 24 años se casó con Roman Polanski. En agosto de 1969, Tate estaba cursando su octavo mes de embarazo cuando ingresaron a su casa varios miembros de La familia, la secta de Charles Manson, y la asesinaron a ella y a otras cuatro personas que estaban en su hogar. El caso se convirtió en uno de los más famosos de Hollywood y terminó con Manson condenado a cadena perpetúa. El año pasado murió en la cárcel a los 83 años.

Esta no es la primera vez que Brad Pitt trabaja con Tarantino. En 2009, fue uno de los protagonistas de Bastardos sin gloria, el film ambientado en la segunda guerra mundial donde encarnaba a un militar que adiestraba a oficiales judíos. Por su parte, DiCaprio tuvo un papel secundario en Django sin cadenas, que se estrenó en nuestro país en 2013. Los actores habían compartido set en Infiltrados, de Martin Scorsese, y no muchas veces más.

La producción del film, que tiene previsto estrenarse en agosto de 2019, fecha en que se cumplen 50 años de los crímenes de La familia, se vio interrumpida tras conocerse las denuncias de acoso en contra de Harvey Weinstein. Tarantino rompió relaciones con la productora The Weinstein Company, con quien trabajaba desde tiempos de Kill Bill y Sony Pictures tomó su lugar. Al parecer, la compañía es muy puntillosa con las cuentas y eso habría generado tensión en las negociaciones con Pitt y DiCaprio y sus salarios. Luego de idas y vueltas, cuenta The Hollywood Reporter, que teniendo en cuenta que tanto el director como los actores son muy reconocidos en la industria y entre los tres acumulan 14 nominaciones a los premios Oscar -de las que ganaron 4-, Sony decidió aceptar las condiciones.

Lo que resta saber es quién será Tate. El nombre que viene sonando desde hace tiempo es el de Margot Robbie (nominada al Oscar por Yo soy Tonya), con quien Tarantino se ha reunido en varias oportunidades.

temas en esta nota

Espectáculos | Cine SEGUIR Brad Pitt Leonardo DiCaprio Quentin Tarantino ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver