La CIDH le pidió al régimen de Maduro reestablecer el orden institucional Fuente: LA NACION

Rafael Mathus Ruiz SEGUIR 0 12 de febrero de 2018 • 17:47

WASHINGTON.- Con denuncias de "graves violaciones" de derechos básicos y fundamentales y el "desmantelamiento" de las instituciones en Venezuela, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió al régimen de Nicolás Maduro a "restablecer el orden constitucional", poner fin a la violencia y aceptar la cooperación internacional para doblegar la crisis humanitaria.

La Comisión presentó un informe sobre Venezuela de 266 páginas, ayer, en Washington, con 76 recomendaciones y el recuento oficial más acabado de la debacle que sufre la nación caribeña, que se profundizó al extremo durante los dos últimos años al punto de desatar un éxodo de cientos de miles de venezolanos a Colombia y Brasil en busca de alimentos y medicamentos.

"Desde hace varios años, la Comisión viene observando un progresivo debilitamiento de la institucionalidad democrática y la situación de derechos humanos en Venezuela que ha tenido una profundización e intensificación alarmantes en los últimos dos años y especialmente, en el 2017", reza el primer párrafo de las conclusiones del reporte.

Las autoridades de la CIDH ofrecieron un repertorio de adjetivos y declaraciones para expresar su preocupación por el presente venezolano, al hablar de una realidad "catastrófica", de un "alarmante aumento de la represión, violencia y la inseguridad ciudadana", de que Maduro "regula a su antojo la crítica disidente", y denunciar "actos de tortura" y "violencia sexual" o el "sometimiento de civiles a tribunales militares", y que las familias en nueve de cada diez hogares pasan hambre.

"Venezuela no puede continuar eludiendo indefinidamente sus responsabilidades internacionales en materia de derechos humanos", dijo el presidente de la Comisión, Francisco Eguiguren. "Es urgente que el estado de Venezuela asuma y reconozca la gravedad de la situación que existe en el país, que atienda las recomendaciones realizadas en este informe y acepte los ofrecimientos de cooperación internacional", agregó.

Fuente: AP

La Comisión urgió a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) a que "activen" los mecanismos políticos para garantizar el respeto de los derechos humanos, y reclamó poder realizar una visita a Venezuela. El informe se elaboró a partir de la información de activistas y organizaciones civiles, además del gobierno venezolano.

El secretario Ejecutivo de la Comisión, Paulo Abrão, dijo que una de las metas del trabajo es "avanzar" hacia la reinstauración de la democracia. Pero los directivos quedaron frente a los propios limitantes de la Comisión, una institución "sin dientes", que suele quedar atada de manos aun cuando las atrocidades se acumulan, como en Venezuela.

Eguiguren y Abrão fueron cautos a la hora de opinar sobre la posibilidad de que la Corte Penal Internacional de La Haya actúe contra el régimen de Maduro por crímenes de lesa humanidad, al dejar en claro que la determinación de la responsabilidad en casos concretos de violaciones de derechos humanos excede a su competencia.

"El tema de crímenes de lesa humanidad y de responsabilidad se está viendo en este proceso en la Corte Penal Internacional. Yo podría tener una opinión, pero no creo que mi opinión personal tenga mayor relevancia aquí", dijo Eguiguren. "Nosotros nos hemos mantenido dentro de los parámetros de nuestra competencia", agregó.

Abrão reforzó ese límite al afirmar que la Comisión no podía "anticipar" alguna evaluación de los casos concretos bajo análisis del Tribunal de La Haya.

"Ahora, el informe que se presenta a ustedes habla claramente de que nosotros identificamos graves violaciones de los derechos humanos", cerró.

Por: Rafael Mathus Ruiz

temas en esta nota

El Mundo | Crisis en Venezuela SEGUIR Nicolás Maduro ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver