Era un vuelo doméstico y se estrelló poco después de despegar Fuente: Reuters

0 12 de febrero de 2018

MOSCÚ (AFP).- Seis minutos después de haber despegado de Moscú, un avión comercial ruso se estrelló ayer a unos 40 kilómetros del aeropuerto de Domodedovo, lo que provocó la muerte de las 71 personas que viajaban a bordo.

Las autoridades rusas dijeron que estudiaban todas las hipótesis como posibles causas, y citaron las condiciones climáticas, el factor humano o un posible problema técnico, pero no mencionaron la pista terrorista.

Este accidente enluta a la aviación comercial luego del mejor año en términos de seguridad en toda su historia, con un 2017 que fue el año más seguro para la aviación civil desde que en 1946 empezaron a registrarse estadísticas de accidentes de avión, según datos de Aviation Safety Network (ASN).

El último accidente mortal había ocurrido en noviembre de 2016 en Medellín, Colombia, cuando cayó a tierra el avión que llevaba al equipo brasileño de fútbol de Chapecoense y fallecieron un total de 77 personas.

El avión ruso estrellado ayer, un birreactor Antonov An-148 de la compañía rusa Saratov Airlines, acababa de despegar rumbo a Orsk, en los Urales. Cayó a las 14.48 (8.48 en la Argentina) en el distrito de Ramensky, al sudeste de Moscú.

"Un total de 65 pasajeros y seis miembros de la tripulación estaban a bordo del aparato y todos murieron", anunció la sección de la fiscalía especializada en transportes en un comunicado.

En la lista de fallecidos publicada por las autoridades figuran tres chicos.

La ruta que conduce al lugar del accidente anoche estaba bloqueada por la nieve. Para acceder al lugar, los empleados del Ministerio de Situaciones de Emergencia tuvieron que emplear motos de nieve y drones.

A pesar de que la nieve complicaba la búsqueda de cuerpos y restos del aparato, dispersados en un amplio radio, un responsable regional de ese ministerio citado por las agencias rusas, Sergei Polietyjin, indicó que "ya se encontró una caja negra".

"Más de 400 personas y alrededor de 70 vehículos de socorro están en el lugar del accidente" para realizar las búsquedas, que continuarán toda la noche, según el Ministerio de Situaciones de Emergencia.

Los restos mortales están en tan mal estado que "será necesario un examen genético" para poder identificar a las víctimas, indicó el ministro de Transportes ruso, Maxim Sokolov, que precisó que eso podría "llevar entre dos y tres meses".

temas en esta nota

El Mundo ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver