0 12 de febrero de 2018

ROMA (ANSA).- El tres veces primer ministro italiano Silvio Berlusconi culpó ayer al gobernante Partido Democrático de la "falta de controles sobre la inmigración" en el país, en una profundización de su discurso antimigratorio con el que se prepara para las elecciones del 4 de marzo.

"En Italia, por culpa de los gobiernos de izquierda hubo una falta de controles sobre la inmigración", sostuvo ayer el líder de Forza Italia en declaraciones a Rai3.

La fuerza de Berlusconi participará de las elecciones en una gran alianza de centroderecha junto a la xenófoba Liga del Norte, de Matteo Salvini; el conservador Fratelli d'Italia, de Giorgia Meloni, y un grupo de independientes.

La coalición encabeza todas las encuestas y según algunos sondeos recientes estaría a solo 600.000 votos de conseguir el 40% necesario para formar un nuevo gobierno.

De todos modos, Berlusconi aseguró que, en caso de que ninguna fuerza llegue al umbral del 40%, es partidario de pedirle al presidente Sergio Mattarella que mantenga en el cargo al actual premier, Paolo Gentiloni, y convoque a nuevas elecciones, en lo que sería una réplica del caso español de 2016.

El 4 de marzo, Italia renovará los 630 diputados y 315 senadores, incluidos los cuatro representantes de la Cámara baja y los dos del Senado que se elegirán en América del Sur.

temas en esta nota

El Mundo ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver