Nicolás Maduro acelera su precampaña electoral Fuente: Reuters

Daniel Lozano SEGUIR 0 31 de enero de 2018 • 23:16

Nicolás Maduro acelera su precampaña electoral, pese a que todavía no hay fecha para los comicios presidenciales y cuando ni siquiera conoce la identidad de quien será su rival. "No hay tiempo para descansar, hay que trabajar por la victoria de la patria", insiste en sus distintos encuentros con colectivos sociales y revolucionarios.

Pero no todo es política en su agenda reelectoral. El primer mandatario aprovechó hoy la graduación de 225 médicos comunitarios de la promoción "Comandantes Fidel Castro y Hugo Chávez" para profundizar su discurso religioso y mezclarlo con sus tesis revolucionarias. "Ernesto Che Guevara, el Cristo de las Américas, el que dejó su vida para que quedara un ejemplo; el que nunca dejó de soñar, tendido sobre una piedra hace 40 años", clamó el "hijo de Chávez", quien no dudó en promocionar la salud, educación y solidaridad de las revoluciones populares frente a los gastos militaristas de Donald Trump "para controlar y amenazar a regiones enteras del mundo entero".

"Nadie en el mundo hace lo que nosotros hacemos. Nadie con millones de recursos piensa en la educación y la salud", insistió el presidente, quien conminó a los jóvenes, procedentes de una docena de países, a regresar a su tierra para "llevar la luz y la salud".

Durante su primera campaña presidencial en abril de 2013, Maduro lideró el culto semirreligioso que el oficialismo quiso imponer en torno a la figura de Hugo Chávez, fallecido un mes antes. Incluso utilizó la polémica entrevista televisiva que le realizó el año pasado el periodista catalán Jordi Évole en un canal español para defender lo que define como su espiritualidad.

Nicolás Maduro acelera su precampaña electoral
Nicolás Maduro acelera su precampaña electoral Fuente: Reuters

"Évole se burló de mí porque hace unos años experimenté una cuestión, de un pajarito. Me dio la gana decirlo porque lo sentí. Es mi sentimiento y no me burlo de nadie. Yo le dije, está bien, búrlate, así no tengas fe en Dios. La fe, así sea en la vela que le prendes, conversa con tu abuelita. Yo soy un hombre de fe, fe en un cristo rebelde. Mientras más lucho siento que mi creencia en Dios es más certera, real y profunda", reivindicó el presidente.

Maduro aseguró en marzo de 2013 que su padrino político se le apareció en forma de pajarito, lo que desató una ola de críticas y burlas por medio mundo. El presidente ha defendido siempre ese tipo de presencias sobrenaturales, incluso insistiendo en que se han repetido en otras ocasiones.

La precampaña electoral ha multiplicado los habituales ataques de Maduro a quienes considera sus enemigos. En el mismo acto con los nuevos médicos, insistió en que la oposición habría firmado un preacuerdo con el gobierno en Santo Domingo, pese a los desmentidos y aclarados de la delegación de la Unidad Democrática, del presidente dominicano Danilo Medina y del enviado de la Cancillería chilena.

Maduro también atacó con saña en las últimas horas al presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien según su explicación le tendría envidia porque no sabe bailar tan bien como él. Más allá de los comentarios jocosos, como los define él mismo, el "hijo de Chávez" realizó una serie de graves acusaciones contra el gobierno de Bogotá: desde preparar una acción en la frontera "para crear un conflicto" hasta "bloquear los CLAP (cajas de comida subvencionada que funcionan como la cartilla cubana de racionamiento) y suspender cualquier medicina que Venezuela esté comprando allí en Colombia o en otros lugares del mundo".

Por: Daniel Lozano

temas en esta nota

El Mundo | Nicolás Maduro SEGUIR Donald Trump ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver