No quieren repetir un revuelo como el del año pasado, cuando Lula fue llevado por agentes para ser interrogado Fuente: Archivo

Alberto Armendáriz SEGUIR 0 26 de enero de 2018

RÍO DE JANEIRO.- Con la ratificación por parte de una corte de apelaciones en Porto Alegre de la condena por corrupción contra Luiz Inacio Lula da Silva , la posibilidad de que el máximo líder del Partido de los Trabajadores (PT) termine finalmente en prisión en los próximos meses ganó fuerza. Y la cúpula de la policía federal ya empezó a hacer planes sobre cómo efectuar la eventual detención del popular expresidente brasileño, lo que promete ser una delicada y difícil tarea.

Según informó el diario O Estado de S. Paulo, existe preocupación en la policía federal sobre cómo se deberá actuar una vez que la Justicia ordene hacer cumplir la pena de 12 años y un mes de prisión. Quieren evitar que se genere una conmoción como la que ocurrió el 4 de marzo de 2016, cuando agentes federales aparecieron temprano en la mañana en el departamento de Lula en São Bernado do Campo y lo llevaron coercitivamente para ser interrogado en la sede de la policía federal en el aeropuerto paulista de Congonhas, por orden del juez federal de Curitiba Sérgio Moro.

Entonces, en un clima de suma tensión, miles de simpatizantes de Lula salieron a las calles en rechazo a la medida y hubo disturbios. Ahora, para su eventual detención, se buscará garantizar la seguridad tanto del expresidente como de los agentes encargados de arrestarlo.

En julio pasado, Moro finalmente condenó a Lula a nueve años y medio de prisión por corrupción y lavado de dinero en el marco de la operación Lava Jato, aunque permitió que el expresidente apelara en libertad. El Tribunal Regional Federal de la 4» región (TRF4), en Porto Alegre, confirmó anteayer la sentencia y además extendió el tiempo de reclusión.

En su fallo, los magistrados del TRF4 aclararon que el cumplimiento de la pena solo comenzaría una vez que se agoten las apelaciones en esta segunda instancia, lo que abre un período de por lo menos 40 días. De cualquier manera, la defensa de Lula también podría presentar un pedido de habeas corpus al Superior Tribunal de Justicia (STJ) para evitar la detención mientras se apela además al propio STJ y al Supremo Tribunal Federal (STF).

A pesar de que en febrero del año pasado el STF decidió que los condenados en segunda instancia deberían ir inmediatamente presos, desde entonces se permitió que varios políticos apelen en libertad. Y ayer, el juez de la Corte Suprema Marco Aurelio Mello advirtió sobre los riesgos de aprehender a Lula antes de que se agoten todos los recursos legales frente los tribunales superiores. "En el pico de una crisis, un acto así podría incendiar el país", señaló.

En la policía federal creen que ante el eventual arresto, lo ideal sería combinar con los abogados de Lula para que él mismo se presente al local donde quedaría recluido. Pero ese escenario, asimismo, abriría la posibilidad de que el PT convierta el hecho en un espectáculo para mostrar al expresidente como un mártir.

Para cubrirse sus espaldas, la cúpula de la policía federal pedirá a Moro -en quien eventualmente recaerá la responsabilidad de firmar la orden de cumplimiento del arresto- que determine con antelación todos los detalles del operativo, que diga qué sucederá con los cuatro guardaespaldas a los que tiene derecho Lula en calidad de expresidente, así como el lugar de reclusión final.

Es que el Código Penal brasileño solo prevé celdas especiales para "ministros de Estado, gobernadores, alcaldes, legisladores, oficiales de las fuerzas armadas y jueces" o cualquier persona con educación universitaria. Aunque el cargo de expresidente no está previsto en el código y Lula no tiene cursos superiores realizados, se estima que se le otorgaría ese privilegio ya sea por su antiguo cargo o por sus doctorados honoris causa en diversas universidades.

Por: Alberto Armendáriz ADEMÁS

El PT contraataca: lanza a Lula como candidato y llama a la desobediencia civil

Un partido enfilado hacia el aislamiento y la confrontación

temas en esta nota

El Mundo | Crisis en Brasil SEGUIR Lula da Silva ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver