La situación de los abuelos trascendió a raíz de la denuncia de una ex empleada del geriátrico Crédito: Ministerio de seguridad

0 26 de enero de 2018 • 10:13

Un geriátrico en la localidad de Temperley fue clausurado ayer por la policía bonaerense tras recibir la denuncia de una exempleada que informó acerca de las pésimas condiciones en las que vivían los 19 abuelos del establecimiento.

El procedimiento fue coordinado por efectivos de la DDI Lanús-Avellaneda, quienes además detuvieron y pusieron a disposición de la justicia a las cinco personas -familiares entre ellos- responsables del establecimiento, quienes enfrentarán cargos por "abandono de personas y desobediencia".

Uno de los cuartos del geriátrico
Uno de los cuartos del geriátrico

Temperley: rescatan de un geriátrico a 19 abuelos que vivían en condiciones deplorables

2:2 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]>Video

Allanamiento

El allanamiento se realizó en un edificio ubicado sobre la calle Cangallo 2041, donde funcionaba el asilo que estaba clausurado, tanto por el municipio como por autoridades sanitarias, desde 2015.

Primero con el nombre de "Residencia Charly", luego con la denominación "Residencia Alonso", los propietarios desoyeron las reiteradas clausuras y reabrieron en la clandestinidad.

Al ingresar al lugar, las autoridades constataron la presencia de 19 ancianos que se encontraban, muchos de ellos, golpeados, lastimados, bajos de peso y sin aseo, en un edificio con falta de mantenimiento e higiene general. Además, se supo que el establecimiento no contaba con enfermeros y que el médico asistía una vez por semana.

La palabra de los dueños y una empleada

Los dueños del geriátrico, Alejandro Arias y Catalina Alonso, alegan que no son un establecimiento clandestino. "Nunca estuvimos detenidos, si estaba clausurado, pero si realmente hubiese estado clausurado como dicen, no hubiéramos seguido. Han venido inspectores el año pasado y el mes pasado también", declaró uno de los dueños a TN.

Sonia Carriso, empleada del geriátrico hace tres años aclaró que "en ningún omento se maltrata a los abuelos. Se lo han preguntado y ellos mismos han dicho que no, que es mentira". "Si somos tan golpeadores como dicen, ¿por qué nos dejan acá con los abuelos y no se los llevan?", pregunta enfurecida.

Después del allanamiento ayer al medio día, los familiares fueron obligados a llevarse a los abuelos. Según informó Carriso, retiraron a 7 abuelos y quedan 10. "Se fueron llorando porque no se querían ir", contó.

Con respecto al tema de la clausura en 2015, explicó que "el año pasado vinieron a hacer una inspección y solo dieron algunas pautas que faltaban: unas puertas corredizas y sacar unas gallinas que había en el fondo".

En cuanto a los dueños dijo que son "buenas personas y excelentes jefes. Cuando mis hijos se enferman me dejan traerlos al trabajo".

temas en esta nota

Sociedad ¿Te gustó esta nota? 0 Comentarios Ver