0

BERLIN.- El pequeño pueblo alemán de Alwine, situado en el estado federado de Brandeburgo, a unos 100 kilómetros al sur de Berlín , fue subastado hoy en la capital alemana por 140 mil euros (164.720 dólares).

La localidad, en la que residen 15 habitantes y que se encuentra en una zona boscosa, fue a parar a manos de la única persona que participó en la puja, un comprador anónimo que hizo su oferta de compra por teléfono.

A subasta salió una población de 16.000 metros cuadrados de extensión, en la que se incluyen nueve edificios residenciales, varias dependencias y diez cobertizos y garajes. El precio de salida para la adquisición fue fijado en 125.000 euros.

"Había mucha gente que mostró interés, incluso desde el extranjero", señaló Matthias Knake, de la casa de subastas Karhausen.

Las viviendas que conforman la aldea están modestamente equipadas y presentan algunos desperfectos en sus fachadas, así como otros daños a causa de la humedad.

A pesar de estar situada a un centenar de kilómetros de la capital de Alemania , Alwine no cuenta con ninguna tienda y el único autobús que circula por la región tampoco para en este pequeño pueblo.

Antes de que cayera el Muro de Berlín, Alwine pertenecía a la Alemania Oriental comunista y en ella había una fábrica que cerró una vez reunificado el país en 1990. En 2001, dos hermanos, de los que uno ya ha fallecido, compraron esta pequeña localidad.

Agencia DPA.

En esta nota:AlemaniaBerlín