35 años en el país con planes de crecimiento

cerrar

Fuchs, el fabricante independiente de lubricantes líder a nivel mundial, cierra el año festejando sus 35 años de presencia en el país con la incorporación de nuevos productos a partir del inicio de la comercialización de la marca Silkolene.

La firma de origen alemán comenzó sus operaciones en la Argentina en 1982 y en la actualidad posee un equipo de casi 40 especialistas para brindar soluciones en aceites industriales y lubricantes para todas las necesidades. El grupo, que tiene presencia en 55 países de todo el mundo con 60 empresas y 5.000 empleados, mantiene en el país sus valores globales ligados a la investigación, el desarrollo y la inversión productiva.

Entre sus principales hitos locales se pueden mencionar en 1989 la asociación con Whonen y tres años después la adquisición de una planta propia en General Pacheco, provincia de Buenos Aires, que se mantiene en la actualidad como centro de desarrollo productivo con una modernización llevada a cabo en 2001.

"En estos 35 años de trayectoria en el país seguimos sosteniendo los valores del grupo, que son el compromiso con nuestros clientes y proveedores. Mantenemos nuestras inversiones en el país porque queremos mejorar la marca y los productos con una continuidad en el tiempo", señaló Diego Tula, Gerente General de Fuchs Argentina.

El directivo explicó que en el país fabrican aceites industriales como los que usa, por ejemplo, la automotriz Volkswagen en su planta de transmision es en Córdoba o los anticorrosivos que utiliza Siderar para el tratamiento de chapas.

Apuesta

En el último año Fuchs dio un paso clave en su estrategia de crecimiento en el país, al incorporar la línea Silkolene, pensada para el mercado de motos de alta tecnología. "Fue importante para llegar al consumo masivo con una marca premium de primer nivel. Estamos evaluando ampliar la oferta con lubricantes para autos", dijo Tula.

La línea Silkolene es producida en la filial de Inglaterra con puntos de comercialización en más de 45 países. Los principales equipos profesionales de categorías Moto GP, Superbikes, Motocross o Karting demandan estos lubricantes.

En los últimos años, la marca completó la gama más completa dedicada exclusivamente a las motos. El desarrollo de la tecnología XP ofrece una mayor economía de combustible, un consumo reducido de aceite y una potenciación

Investigación

"Nuestro lema es: queremos ser la primera opción de los clientes", afirmó el Gerente General de Fuchs Argentina. La compañía tiene desde sus orígenes una fuerte impronta innovadora. Actualmente hay más de 600 proyectos de investigación y desarrollo en marcha, cuyo objetivo es evaluar el potencial de las nuevas tecnologías, como la nanotecnología o la lubricación mínima. Estos proyectos son respaldados por 400 ingenieros y científicos en 25 laboratorios distribuidos por todo el mundo.

Nuestro país no es la excepción y el equipo local se encuentra trabajando para ampliar su abanico de especialidades. Además de ofrecer soluciones en materia alimenticia, con productos importados de Alemania y el Reino Unido, la filial argentina busca expandirse a otras ramas, como la minería, a partir de nuevas inversiones.

"En nuestro Centro de tecnología aplicamos nuestra experiencia y trabajamos cada día para desarrollar soluciones de lubricantes que cumplan con los requisitos actuales y futuros", concluyó Tula.