El Vaticano hospedará un encuentro mundial de víctimas de cyberbullying. Foto: AFP / Andreas Solaro

ROMA.- Entre mayo y junio del año que viene se celebrará en el Vaticano el primer encuentro internacional de jóvenes víctimas del bullying y del cyberbullyng. Lo anunció ayer José María del Corral, presidente de la fundación pontificia Scholas Occurrentes, que destacó que "el Papa transforma las preocupaciones en ocupaciones y como el bullying y el cyberbullign son un problema que toca a todo el mundo y nos agarra a todos, el Papa se mete el problema al hombro y genera un movimiento concreto".

Del Corral, que subrayó que se trata de "un problema global que necesita una respuesta global", adelantó esta inédita iniciativa en una conferencia de prensa sobre el Concierto de Navidad que se hará el 16 de dicembre en el Vaticano. La recaudación de este tradicional evento será, en efecto, en parte para un proyecto para enfrentar el cyberbullying de la Fundación Pontificia que dirige Del Corral, presente en 190 países con una red que incluye a 446.133 escuelas y redes educativas de todas las confesiones religiosas, tanto públicas como privadas. La otra parte será para la Fundación Don Bosco en el Mundo, que destinará lo recaudado para un proyecto para ayudar a niños esclavos de la República Democrática del Congo.

En una conferencia a la que asistió también el secretario de la Congregación para la Educación Católica, el arzobispo Angelo Zani, junto a quien trabaja, Del Corral contó que de las 1500 experiencias realizadas en todo el mundo por Scholas, en las que chicos de diversos colegios se juntan y analizan sus problemáticas, "el 80% nos ha marcado el flagelo del bullying y el cyberbullyng". "En las escuelas le sacamos los celulares a los chicos como si fueran armas, pero los padres se los regalamos y, así, los niños se confunden. Y el Papa nos pide que nosotros nos metamos adentro de los celulares, porque si no, ellos solos, no pueden con todo", dijo.

Del Corral, que junto al entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, creó las "escuelas vecinales", embrión de lo que hoy es Scholas, recordó cuando, en junio pasado, conoció a Paolo Picchio, el padre de Carolina, adolescente que se suicidió a los 14, víctima del cyberbullyng. "MI hija ya está muerta, pero hagan algo por los demás", contó que le pidió Picchio, un clamor al que se han sumado padres de todo el mundo "que no saben qué hacer".

De ahí, con el acompañamiento de la Congregación para la Educación Católica, nació la idea de un encuentro mundial de víctimas de bullying y cyberbullying, al que participarán también otros actores fundamentales como Interpol, organizaciones que trabajan con la problemática, entes educativos, universidades, empresas involucradas en el fenómeno, como Google y Facebook, así como youtubers. "En la Argentina se ha realizado un Congreso de bullying y cyberbullyng junto a Enacom (Ente Nacional de Telecomunicaciones). De esa experiencia vimos luego que en muchos otros lugares, como Israel, España y varios países de América latina, había la misma preocupación. Dada la extensión del problema y la gravedad de la situación, surgió la iniciativa", contó Del Corral. "La idea es que quien adhiera ponga en marcha dos proyectos en su país y ver en un año qué resultados se dan. Uno de los problemas más grandes es la falta de información y el vacío legal, por eso se quiere hacer el primer observatorio internacional para luchar y derrotar este fenómeno", concluyó.

En esta nota:Papa Francisco