Foto: Archivo

Desde hace dos años el Presidente Mauricio Macri estaba siendo investigado por la Justicia en una causa por enriquecimiento ilícito, negociaciones incompatibles con la función pública y por supuestamente haber falseado su declaración jurada. Ayer viernes, la jueza Elizabeth Paisan, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 20, firmó su sobreseimiento. Además, la jueza también sobreseyó a Nicolás Caputo, íntimo amigo del Presidente y cónsul general de Singapur.

Nicolás Caputo, íntimo amigo del Presidente
Nicolás Caputo, íntimo amigo del Presidente. Foto: Archivo

Según adelantó el diario Clarín, la investigación se había originado a partir de una denuncia penal presentada por el abogado Darío Antinori. Luego, la ahora diputada electa por Unidad Ciudadana, Gabriela Cerruti, sumó otras presentaciones. Ambos habían solicitado que se investigaran presuntas irregularidades e inconsistencias entre las distintas declaraciones juradas de Macri durante su gestión como jefe de Gobierno y la que presentó ante la Oficina Anticorrupción en 2014, por su candidatura presidencial.

La jueza Paisan se apoyó en el dictamen de la titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 41, Silvana Russi, quien determinó que "nunca existió por parte del imputado la intención de omitir maliciosamente sus bienes" y expuso "que la totalidad de su patrimonio se encuentra declarado". Paisan, concluyó: "Las discrepancias obedecieron a los distintos criterios de carga que manejan los organismos receptores (AFIP y OA)".

En esta nota:Mauricio MacriNicolás CaputoUnidad Ciudadana

Más sobre Actualidad política

Una fuerte expansión oficialista en el Congreso, sin mayorías

Las cinco remontadas electorales más impactantes

Cambiemos crece desde 2015, pero explotó en los últimos dos meses

Las sorpresas se dieron donde más aumentó la participación electoral

La modalidad de negocios en la Argentina, según Odebrecht

"Cuando autoricé el pago, nos pasó las cuentas y todo fluyó"

Así relató uno de los testigos la negociación con empresas argentinas intermediarias