0

La gente hace una video llamada dentro de un automóvil en un punto de acceso a Internet en La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Tratando de conectarse en un parque en La Habana
Tratando de conectarse en un parque en La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Gabriela Monteiro de 16 años y Gisele Rodriguez de15,se conectan a internet en un barrio de La Habana
Gabriela Monteiro de 16 años y Gisele Rodriguez de15,se conectan a internet en un barrio de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
René Almeida habla con familiares que viven en los Estados Unidos en una llamada de video dentro de su taxi en un punto de acceso a Internet en La Habana
René Almeida habla con familiares que viven en los Estados Unidos en una llamada de video dentro de su taxi en un punto de acceso a Internet en La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
En un parque de La Habana
En un parque de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Una pareja en Ciego de Avila en el centro de Cuba, se conecta a internet en la calle
Una pareja en Ciego de Avila en el centro de Cuba, se conecta a internet en la calle. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Conectándose en el malecón de La Habana
Conectándose en el malecón de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Gente intenta comunicarse con internet en un barrio de La Habana
Gente intenta comunicarse con internet en un barrio de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
El doctor Alejandro Soto junto a su perro Coco utiliza su teléfono para conectarse a internet en La Habana
El doctor Alejandro Soto junto a su perro Coco utiliza su teléfono para conectarse a internet en La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Los bailarines utilizan un punto de acceso a Internet antes de actuar en el Carnaval de La Habana
Los bailarines utilizan un punto de acceso a Internet antes de actuar en el Carnaval de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Un joven se conecta a internet en el malecón de La Habana
Un joven se conecta a internet en el malecón de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini

Después de renunciar en 2013 a un trabajo de 11 años fijo con una agencia de noticias internacional, donde cubrí eventos que van desde deportes a conflictos bélicos, decidí lanzarme a proyectos personales. La vida me trajo a Cuba en 2014 como freelance para la agencia británica Reuters y desde entonces mi trabajo está enfocado en la vida cotidiana de los cubanos.

En 2015 vi aparecer los primeros hotspots de Internet para la población y siempre me pareció algo poético ver a la gente con sus rostros iluminados y absorbidos en una conversación. Ellos hablan con sus familias y amigos que están del otro lado del océano no solamente sobre cuestiones prácticas de la vida, como el costo de la comida, el resultado del partido de pelota o de las complicaciones para poder conseguir la visa, sino que también se oyen palabras de amor, cariño, nostalgia y esperanza. Son muchos, centenares, quizás miles por toda Cuba que esperaran todo el día por este momento cuando ya salieron de sus trabajos y el frescor de la noche les permite sentarse en un parque, en el Malecón o aun dentro de sus coches para tener algo de privacidad.

Esta es su hora mágica y la mía también.

Edición fotográfica de Dante Cosenza

En esta nota:CubaFotos del día

Más sobre Fotorreportaje

Bikinis al poder: las japonesas que rompen con los estereotipos

Mujeres presas atienden un restaurante en una cárcel de Cartagena

México, retratos después del temblor

San Lorenzo, arrasado por el huracán María, clama por ayuda

El templo cristiano que recibe a la comunidad gay de Río de Janeiro

La disciplina en el baile, perfección en fotos