0

WASHINGTON.- El jurista argentino Luis Moreno Ocampo, ex fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), deja de dirigir la investigación sobre posibles crímenes de lesa humanidad en Venezuela que impulsa la Organización de Estados Americanos (OEA).

Moreno Ocampo fue entre 2003 y 2012 el primer fiscal jefe que tuvo la CPI. Su salida de la investigación sobre Venezuela tiene lugar después de que a finales de septiembre, varios medios publicaran que mientras estuvo en el cargo en La Haya tuvo al menos una empresa en un paraíso fiscal.

El ex fiscal de la Corte Penal Internacional Luis Moreno Ocampo. Foto: EFE

Las audiencias en las que se analiza si existe base para llevar al gobierno de Nicolás Maduro al tribunal de La Haya se retoman el lunes y el martes en Washington, conducidas por un panel de tres expertos internacionales y sin la presencia ya de Moreno Ocampo, según confirmó hoy Moreno Ocampo.

Ni él ni la OEA vincularon con esas informaciones periodísticas su salida de las pesquisas sobre posibles delitos de lesa humanidad en Venezuela, pero la organización panamericana tampoco dio ninguna explicación al respecto.

"Mi tarea era diseñar una forma respetuosa de discutir la situación de Venezuela dentro de la OEA y comenzar el proceso de recolección de información", dijo hoy Moreno Ocampo a la agencia DPA.

"Ese diseño incluía el nombramiento de tres expertos internacionales. Ahora que el panel de expertos ha sido designado, a ellos les corresponde continuar el proceso", añadió a través de un correo electrónico.

La OEA ni siquiera anunció formalmente que el jurista dejaba la tarea que le encomendó en julio Luis Almagro, secretario general de la OEA.

En el comunicado en el que el viernes convocó a la prensa a las audiencias de esta semana, en el cuarto párrafo y antes de señalar la limitación de espacio que habrá en ellas, agradeció a Moreno Ocampo "sus contribuciones en el diseño y puesta en marcha del proceso de investigación de la OEA".

Esa frase era la que, en un entrelíneas, debía apuntar su salida. Y solo hoy, a pregunta directa de DPA, fuentes de la organización confirmaron que el argentino ya no dirigirá la investigación.

No obstante, sigue siendo asesor especial de Almagro. Y como tal, se muestra dispuesto a colaborar en el proceso.

La investigación queda ahora en manos del panel de tres expertos internacionales nombrados a mediados de septiembre por el secretario general de la OEA.

Se trata del costarricense Manuel Ventura Robles, ex juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; el secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Argentina, y ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Santiago Cantón; e Irwin Cotler, ex ministro de Justicia y Fiscal General de Canadá.

"Yo sigo disposición de ellos como asesor especial del Secretario General de la OEA", manifestó Moreno Ocampo.

Almagro, que es uno de los mayores críticos de Nicolás Maduro, fichó en julio a Moreno Ocampo para dirigir las audiencias -que son una iniciativa suya personal y no de la OEA-. Entonces no se puso ningún límite temporal a su tarea.

"Cuando nos reunimos con Almagro no había nada decidido y todo lo fuimos creando con él y su equipo", indicó el ex fiscal jefe de la CPI a la pregunta de DPA de si este paso a un lado ha sido decisión suya o si se lo ha pedido el secretario general de la OEA. "Ahora que el panel ha sido nombrado, es lógico que ellos se hagan cargo de la parte que resta del proceso", añadió.

La OEA no puede como organización llevar al Gobierno de Venezuela al tribunal de La Haya, pero sí se abriría allí una investigación si cualquier país firmante del Estatuto de Roma, por el que nació, la denuncia.

En julio, Moreno Campo señaló que según Almagro hay "algunos presidentes" con interés en que el caso vaya a La Haya.

Agencia DPA