Foto: LA NACION/ Agustín Marcarian

"No ha sido un año bueno para mí, evidentemente", dijo el Indio Solari en una entrevista con el programa Big Bang, de FM La Patriada. A más de cinco meses del recital de Olavarría en el que murieron dos personas, el ex líder de los Redondos reapareció en público, habló de sus próximos planes y sobre las consecuencias de su último show, en el que juntó cerca de medio millón de personas.

"Me he sentido avasallado por cierto rencor que no sabía que existía", le dijo Solari al periodista Marcelo Figueras, con quien trabaja en un libro. "La mayoría de la gente que ha opinado sobre mí después de lo que ocurrió en Olavarría es gente que no me conoce. Es raro que opinen de intimidades de uno. Yo no podría describirlos a ellos cómo son. Ahora sí sé que son unos canallas resentidos", comentó Solari y le apuntó a Roberto Pettinato. "Lo vi dos veces en mi vida. Que salte así a morderme el cuello realmente me sorprende."

Tras asegurar que el próximo año saldrá un nuevo disco con Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado y que tiene más material para grabar con una banda paralela que está armando, dijo que por el momento no es posible que se presente en vivo. "Yo no puedo convocar a nadie: se llega a torcer un tobillo alguien y me van a dar cadena perpetua", ironizó. "Hay como una fuerza de gente que está en lugares privilegiados para joderme la vida. Se desbocaron con lo que dijeron y ahora están deseando que el juez me encuentre algo para penalizarme".

Luego del recital del 11 de marzo en La Colmena de Olavarría, donde Javier León y Juan Francisco Bulacio murieron por asfixia, según determinaron las autopsias, Solari fue cuestionado como líder de la organización del concierto, más allá de que el proceso judicial apunta principalmente a los responsables de la productora En Vivo S. A. Sobre las críticas que cayeron sobre él, Solari comentó: "No he salido a contestar no solo por indicaciones de los abogados, sino porque para mí la medida de uno son los enemigos o la gente que lo ataca. Y salir a defenderme de estos pelotudos me da vergüenza, son una máquina de decir mentiras."

Ante la imposibilidad de volver a presentarse en vivo ("hay un caudal de gente que es inmanejable evidentemente"), reveló que pensó en otras opciones para que sus seguidores puedan verlo cantar. "Lo que sí probablemente haga es algún streaming, hay tantas cosas para hacer en directo para que no sea simplemente un video una película. Puede ser que en algún momento un día haga un show y vos lo ponés en la computadora y estamos en ese momento tocando acá en el estudio o en un teatrito."

Respecto a la "banda paralela" que mencionó, dio detalles de que será "probablemente con Martín Carrizo componiendo los ritmos en una máquina, mi mánager y el hijo guitarrista, a ver si lo llamo a Nalé para que colabore: Ya tengo canciones, como estoy al pedo hago canciones todo el tiempo, hay para los Fundamentalistas y para la nueva banda que todavía no tiene nombre".

Además, Solari dijo que su salud "está más o menos controlada". Pero una hernia complicó los tiempos de la grabación ("No puedo inflar la tripa para cantar") y el tratamiento que realiza para paliar los efectos del párkinson. "No viene bien eso porque son dos meses de recuperación que pierdo de hacer kinesiología, que es lo que me mantiene bien."