Recién estamos cayendo de la shockeante noticia acerca del suicidio de Chester Bennington y nos deja con más preguntas que respuestas además de un profundo dolor. El frontman de Linkin Park batalló contra las adicciones y la depresión a lo largo de toda su vida, pero al menos en sus últimas apariciones parecía que estaba mejor. Linkin Park todavía se mantiene como un importante actor en la escena rockera y estaba a punto de lanzar un tour que los iba a llevar a los estadios de todo Estados Unidos con Blink-182, Wu-Tang Clan y Machine Gun Kelly.

Bennington era muy amigo de Chris Cornell. Él era el padrino de los hijos del cantante de Soundgarden y Audioslave y cantó "Hallelujah" de Leonard Cohen en su funeral en mayo. "Me has inspirado de tantas maneras que no te podés imaginar", escribió Bennington en una carta abierta dedicada a su amigo luego de muerte. "Tu talento era puro e inigualable. Tu voz era alegría y dolor, furia y perdón, amor y mal de amores, todo envuelto en uno. Supongo que eso es lo que somos. Me ayudaste a entenderlo." Sólo podemos especular por qué Bennington decidió suicidarse hoy, día en el que Chris Cornell hubiera cumplido 53 años.

En el verano de 2008, Chris Cornell y Linkin Park giraron juntos dentro del Projekt Revolution Tour. Acá está el video de ellos cantando "Hunger Strike" en el anfiteatro Lakewood en Atlanta. La canción era parte del único disco de Temple of the Dog editado en 1991. Esas canciones movilizantes tomaron un nuevo significado luego de la trágica muerte de Cornell, y verlo cantar alegremente con Bennington en días más felices es hoy casi insoportable.

Andy Greene.