El presidente de Uruguay, Tabaré Vazquez. Foto: Archivo

0

MONTEVIDEO.- Con una baja aprobación de la gestión, inusual para la izquierda uruguaya, con enredos políticos internos, pérdida de afiliados y votantes, el Frente Amplio (FA) ha quedado en jaque por una oposición que amenaza su supremacía popular.

Una encuesta sobre intención de voto, que registró por primera vez desde 1994 un nivel de adhesión para el Partido Nacional algo superior al del FA, encendió una luz amarilla para la coalición de izquierda fundada en 1971.

El sondeo de Equipos Consultores mostró al Partido Nacional (los blancos) con una intención de voto del 32% y al FA, con 31%, y aunque la diferencia es de un solo punto, el hecho relevante fue que la tendencia de pérdida de adhesiones de la izquierda no ha frenado. Acostumbrado a manejarse con un piso de poco más del 40%, el Frente ya no capta ni un tercio del electorado.

La nueva tendencia se conoce mientras en el Parlamento y en la justicia penal continúan su curso investigaciones sobre denuncias de corrupción en el gobierno de José "Pepe" Mujica (2010-15).

El sociólogo Ignacio Zuasnabar, responsable de la encuesta, dijo a LA NACION que el electorado uruguayo "atraviesa desde 2015 un cambio de humor vertiginoso, que puede tener consecuencias electorales negativas para el oficialismo".

El presidente, Tabaré Vázquez , sigue siendo el líder político que tiene mejor imagen, medida por el saldo neto de simpatías y antipatías, pero la evaluación de su gestión presidencial es negativa, lo que no había ocurrido en su primera presidencia ni durante todo el quinquenio de Mujica, salvo un mes puntual, cuando anunció la legalización de la marihuana.

"Lo peor que puede hacer un gobierno en estas circunstancias es enojarse con el público por la forma en que el público percibe esta situación. Uno tiene que entender al público, ponerse de su lado y hacerse cargo de las sensaciones porque las sensaciones son las que tienen consecuencias políticas", opinó Zuasnabar, que en las encuestas de los últimos meses registra pesimismo económico en los uruguayos.

El precandidato presidencial Luis Lacalle Pou
El precandidato presidencial Luis Lacalle Pou. Foto: Archivo

Eso contrasta con un crecimiento del PBI de 15 años seguidos, un récord histórico, pero que se da con un mercado laboral que se ha deteriorado. El gobierno remarca los logros en crecimiento y en control de la inflación, cuya tasa anual está en el 5,3%, pero igualmente las dos principales preocupaciones de los uruguayos son la seguridad y el empleo. Si las respuestas se suman por área, economía es la principal inquietud, según la encuesta de junio.

El FA debutó en las elecciones de 1971 con el 18% de los votos; tras la dictadura (1973-1985) retuvo votantes y comenzó a crecer, hasta que en 1994 el sistema histórico bipartidista de colorados y blancos quedó roto, para quedar con un esquema de tercios. Esa tendencia siguió hasta que en 2004 la izquierda se quedó con la mitad más uno de los votantes y volvió a ganar en 2009 y 2014.

Desde 2015, el FA ha perdido apoyo. En la encuesta de junio, un 32% dijo que votaría por el Partido Nacional; 31%, por el Frente Amplio; 7%, por el Partido Colorado; 3%, por el Partido Independiente; 2%, por el Partido de la Gente; 1%, por Unidad Popular; 1%, por otros partidos; 6%, en blanco o anulado, y 17%, entre indecisos y sin respuesta.

En tanto, sobre la gestión de gobierno de Vázquez, 40% la desaprueba; 29% la aprueba; 29% ni aprueba ni desaprueba, y el 2% no respondió. Eso es un dato malo para un presidente que fue elegido con el 53,6% de los sufragios.

La oposición reaccionó con cautela ante el resultado. "No hay que precipitarse porque falta mucho para las próximas elecciones", dijo el presidente del Partido Nacional, Luis Alberto Heber.

El principal precandidato presidencial de la oposición es el senador blanco Luis Lacalle Pou , hijo del ex presidente Luis Alberto Lacalle (1990-95) y líder de la corriente mayoritaria del Partido Nacional. En el ranking de popularidad de la oposición es el que tiene menor saldo negativo, con -11% producto del 36% de simpatía y del 5% de antipatía. Vázquez es el único con saldo positivo.

Luis Lacalle Pou, líder del partido nacional: El precandidato presidencial de un sector de los blancos tiene una imagen positiva del 36%

Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay: El jefe del ala moderada del Frente Amplio obtiene un 29% de imagen positiva en el sondeo de Equipos Consultores

En esta nota:Tabaré VázquezLuis Lacalle Pou

Más sobre Elecciones en Uruguay

La moderación, gran ganadora de las regionales en Uruguay

El oficialismo avanzó, pero se debilitó la línea radical que impulsa Mujica; los blancos se quedaron con 12 intendencias

Elecciones en Uruguay: el Frente Amplio ganó seis intendencias, la mitad que los blancos

El Frente Amplio retuvo Montevideo por sexta vez

Lucía Topolansky, la mujer de Pepe Mujica, reconoció su derrota en las elecciones de Montevideo

El Frente Amplio mide su fuerza en las elecciones municipales de Uruguay

El Frente Amplio, a prueba en las elecciones regionales de Uruguay

Los uruguayos votan con la certeza del triunfo oficialista en la capital y un interior más disputado